Artículo 1 de la "verdadera" ley de tránsito: se puede estacionar en la vereda - Mendoza Post
Sábado 23 Dic 2017
porChristian Sanz
Secretario Gral. de Redacción (click en autor)

Endurecieron las penas y prometieron más controles. No obstante los cambios introducidos en la ley de Tránsito, los mendocinos persisten en hacer lo que se les viene en gana.

Como refirió el Post el pasado 25 de noviembre, los ciudadanos de la provincia han impuesto su propia norma, que va más allá de lo que advierten los artículos de ese frío documento.

Doble fila, autos en la vereda, uso del celular mientras se maneja, y otros “vicios” mendocinos se han tomado como usuales en los conductores. Es una práctica que demuestra, no solo ausencia total de solidaridad entre los propios mendocinos, sino también falta de apego a las mínimas normas de convivencia.

Ver además: Esta es la verdadera ley de tránsito de Mendoza

En ese contexto, este diario dará una entrega semanal con cada uno de los artículos de la verdadera ley de tránsito local. En esta primera nota, la comodidad de estacionar en la vereda.

Hay más autos estacionados en la vereda que en la calle

Estacionar bien

¿Qué más cómodo que depositar nuestros autos en la vereda de nuestros domicilios? Realmente no hay nada más práctico y placentero que salir y tener el vehículo a mano.

¿A quién podría molestarle que hagamos algo así? Si alguno se queja por ello, es un verdadero egoísta. ¿Dónde quiere que estacionemos entonces? Peor aún, ¿no tenemos derecho a hacer uso de la extensión de nuestros domicilios, aquello conocido como "vereda"?

Por otro lado, casi no molestan los vehículos allí. A menos que se trate de alguien discapacitado o que use una silla de ruedas, a nadie más le inquieta esa situación. Y es sabido que aquellos que tienen capacidades especiales son los menos… y no suelen quejarse.

Por eso, si aún no se animaron, ¡adelante! A estacionar en la vereda. Ya somos miles los que lo hacemos. ¿No nos creés? Mirá.

¿Han quedado convencidos? Si no es así, esperen ver la próxima entrega, referida al "artículo 2" de la verdadera ley de tránsito: "La comodidad de estacionar en doble fila".