Criónica: ¿La solución a la muerte? - Mendoza Post
Por: Mendoza PostJueves 2 Abr 2015

Existe actualmente un grupo de personas que sueñan con renacer después de la muerte, dentro de 300 o 500 años, quizás 1000. El proceso será posible, dicen, gracias a la ciencia de la criónica.

"Cuando nos despierten, habrán encontrado ya la curación para la enfermedad que nos causó la muerte". Con esta esperanza se manifiestan, entrevistados por ABC, los primeros italianos que han hecho contratos con sociedades americanas para ser hibernados inmediatamente después de su muerte. 

Todos ellos irán a morir en Estados Unidos, en hospitales ligados a la sociedad que se ocupará de la conservación de sus cuerpos, sumergidos en nitrógeno líquido a -196 º C.

El mito más famoso sobre Walt Disney dice que está congelado. Es mentira.

Los futuros congelados

Vitto Claut, de 65 años, un extravertido abogado, es el primer italiano que firmó hace 10 años un contrato con Alcor Life Extension Foundation, centro americano en Arizona, que él visitó personalmente, y en el que se practica la criónica, la conservación del cuerpo para reanimarlo en el futuro. 

Alcor fue fundada como la Alcor Society for Solid State Hypothermia en 1972 por Fred y Linda Chamberlain. En 1976 Alcor llevó a cabo su primera criopreservación humana.

El costo del "tratamiento" varia de los 30 mil a 150 mil dólares. El cuerpo se conserva en tubos con nitrógeno líquido.

En Vitto no muere la esperanza de "renacer" dentro de 300-500 años, un futuro que nos explica así: "En la tierra hará mucho calor, no habrá plantas ni agua y viviremos bajo tierra. No podré comerme un plato de spaghetti, que me gustan mucho, porque nos alimentaremos con píldoras. Y pasaré los fines de semana en Marte, porque viajaremos con el pensamiento". 

 Vitto tiene plena confianza en el programa criónico para "renacer" en el futuro.

 La práctica la realizan algunas compañías pioneras en Estados Unidos y recientemente otra en Rusia.  

El proceso de hibernación o crónica tiene que ser muy rápido, para evitar la descomposición del cuerpo, sobre todo de la cabeza, porque sin oxigenación el daño en las células del cerebro es irreversible

La gran mayoría de los científicos y médicos miran la criónica con escepticismo, aunque entre sus partidarios hay también algunos científicos.

Hay quien confía renacer un día junto a su familia. Es el caso de Daniele Chirico, enfermero romano, quien se hará hibernar junto a su mujer Rita y su hija Ilenia. 

Chirico quiere congelarse junto a su familia.

"Creo que es más probable que el despertar de la muerte pueda suceder en el futuro por obra del hombre, gracias a nuevos conocimientos científicos y tecnológicos, y no por obra de un ser sobrenatural. Mis familiares han compartido conmigo esta idea y junto a mi mujer hemos firmado un contrato de hibernación con el Cryonics Institute (Michigan), que incluye también a nuestra hija", declaró Chirico.