Salma Hayek denunció que Harvey Weinstein la acosó y amenazó - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMiércoles 13 Dic 2017

 La actriz mexicana Salma Hayek denunció hoy que el productor Harvey Weinstein también la acosó en múltiples ocasiones, la amenazó de muerte y la presionó para grabar escenas de sexo. La denuncia llegó dos meses después de que saliesen a la luz las primeras acusaciones contra el afamado productor de Hollywood y fundador de Miramax y The Weinstein Company.

“Para él yo no era una artista; ni siquiera era una persona. Era una cosa: una nadie, sólo un cuerpo”, dijo la actriz mexicana en una columna en The New York Times, donde también afirmó que decir "no" a Weinstein cuando le proponía ducharse juntos y se ofrecía a darle un masaje o practicarle sexo oral.

La mexicana se animó a contar lo sucedido.

“Sus tácticas de persuasión iban desde hablar dulcemente y prometer cosas hasta aquella vez que, en un ataque de ira, dijo las palabras más temibles: “Te voy a matar, no creas que no puedo”, dijo la mexicana.

Hayek confiesa que en un primer momento pensó que su testimonio no era necesario, puesto que ya había suficientes mujeres que habían alzado su voz y no creía que su testimonio fuese a cambiar nada, pero finalmente se dio cuenta de que contar su historia sería el único modo de "resolver" ese "capítulo" de su vida.

Hayek trabajó con Weinstein en la película "Frida", Julie Taymoren, 2002.

El productor de numerosas películas ganadores de Oscar recibió cientos de denuncias de acoso y abuso sexual. Por ello, fue despedido de The Weinstein Company y la Academia de Hollywood lo echó como miembro.

Además, se abrieron varias investigaciones judiciales a raíz de los supuestos delitos sexuales cometidos.

El productor recibió diversas denuncias por acoso sexual.

No me importaba el dinero; estaba extremadamente emocionada por trabajar con él y con la empresa. En mi ingenuidad pensé que se había cumplido mi sueño. Había validado los últimos catorce años de mi vida y había apostado por mí, la ‘nadie’. Dijo que sí”, reconoció Hayek.

Y agregó: “No sabía que muy pronto yo tendría que decir no. No a abrirle la puerta a cualquier hora de la noche en hotel tras hotel y locación tras locación donde se aparecía inesperadamente, incluido un sitio en el que estaba rodando una película en la que él ni siquiera estaba involucrado”.

No a bañarme con él. No a dejarlo que me viera bañarme. No a dejarlo que me diera un masaje. No a que un amigo suyo, desnudo, me diera un masaje. No a dejarlo que me hiciera sexo oral. No a desnudarme junto con otra mujer. No, no, no, no, no…”, detalló.

Hayek dio detalles de la relación con Weinstein.

Pero también reconoció que “con cada rechazo surgía la ira maquiavélica de Harvey. No creo que odiara nada más que la palabra ‘no’. Las demandas absurdas iban desde recibir una llamada iracunda a la mitad de la noche en la que me pedía que despidiera a mi agente por una pelea que tenían sobre una película distinta con otro cliente a sacarme de una gala de estreno en el Festival de Cine de Venecia, que fue organizada por Frida, para estar en una fiesta privada con él y unas mujeres que pensé que eran modelos pero después me enteré que eran prostitutas”.