La Armada informó que las tres inspecciones dieron negativo - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMiércoles 13 Dic 2017

El vocero de la Armada, Enrique Balbi, informó este miércoles que las tres inspecciones visuales que se realizaron a diferentes profundidades "ninguna corresponde al submarino" ARA San Juan, con el que se tuvo el último contacto el 15 de noviembre pasado, al tiempo que confirmó la suspensión de Luis López Mazzeo, un alto mando de la fuerza.

"En el día de ayer se realizaron tres inspecciones visuales pero ninguna corresponde al submarino", dijo Balbi en su habitual conferencia de prensa en el edificio Libertad, mientras en una pantalla se mostraban imágenes de lo que encontraron en cada una de estas tres inspecciones visuales.

Agregó que "la búsqueda continúa" y que los buques siguen en la zona delimitada para poder ubicar a la nave, y que sólo el buque Cabo de Hornos, de Chile, dejó las operaciones en lugar "por su compromiso con la campaña antártica", según explicó.

El ARA San Juan.

"La fase de búsqueda continúa. No tenemos fecha de finalización de la colaboración de los gobiernos de Estados Unidos, Gran Bretaña y Rusia", dijo el capitán de navío Balbi, que aclaró que algunos buques realizan tareas de mantenimiento y por ese motivo transitoriamente se alejan de la zona.

Balbi también confirmó la suspensión del contralmirante Luis López Mazzeo, comandante de Adiestramiento y Alistamiento Naval, en el marco de la investigación interna que lleva adelante la fuerza respecto a cómo actuó la Armada ante la desaparición del ARA San Juan con sus 44 tripulantes a bordo.

"La suspensión de López Mazzeo es un tema previsto en la reglamentación", dijo Balbi, que enseguida explicó que era "temporaria" y "preventiva" en el marco de la investigación que lleva adelante la fuerza basado en su código de disciplina y en forma paralela a la de la jueza de Caleta Oliva, Marta Yañez.

"Hay una investigación interna, y la suspensión es una situación normal mientras continúa la investigación", explicó el vocero. La suspensión de López Mazzeo dio lugar a varias versiones vinculadas con alguna crisis interna en la fuerza.

El ARA San Juan viajaba hacia Mar del Plata cuando desapareció, y la última comunicación que se tuvo con la nave fue el 15 de noviembre, el mismo día en que agencias internacionales de control nuclear registraron un sonido comparable con una explosión en la misma zona en la que navegaba el submarino.