Mendoza pasará el verano con el agua justa - Mendoza Post
Por: Mendoza PostSábado 9 Dic 2017

Ya es casi "una tradición": este verano Mendoza vuelve a estar bajo emergencia hídrica por octavo año consecutivo. Esto significa que el cuidado del agua debe maximizarse para evitar su escasez.

Sin embargo, desde Aguas Mendocinas pusieron paños fríos a la situación y apostaron a la posibilidad de que la situación mejore durante el trascurso del verano y ningún mendocino se quede sin agua.

"No está en plena producción la planta de agua de Potrerillos, porque el Río Blanco, que alimenta dicha planta, tiene bajo caudal por las pocas nevadas. Esperamos que mejore cuando aumente el calor en la montaña", indicó Richard Battagión, presidente de la empresa de aguas de la provincia.

Battagión se mostró precavido por el futuro del agua.

Por otro lado, Battagión indicó que "el lado positivo" de esta delicada situación radica en que recientemente entró en funcionamiento la nueva planta de potabilización de agua Benegas, que permitirá procesar 1 metro cúbico por segundo más.

"De todas formas estamos haciendo inversiones y tenemos nuevos proyectos para asegurar una mejor distribución para el 2018, más allá de las complicaciones climáticas", completó.

Una de estas inversiones consistirá en mejorar unos 300 kilómetros de la red de agua potable que está al borde del colapso por su antigüedad.

¿Qué es la emergencia hídrica?

Que Mendoza esté en emergencia hídrica significa que el agua que escurre hacia los ríos transportan un volumen de agua que no superará la media histórica, debido a las escasas nevadas en la alta montaña.

Según Battagión, los ríos de Mendoza están transportando un 40% menos de caudal que en años anteriores.

Si el río Blanco no aumenta su caudal habrá problemas.

"El panorama es delicado, porque tenemos que recuperar el caudal del río Blanco, pero eso ya dependerá de las condicional climáticas", informó el funcionario provincial.

Por último, desde Aguas Mendocinas llamaron a que todos los ciudadanos hagan un uso responsable del agua para evitar escasez y que este recurso pueda satisfacer todos las necesidades de la provincia.

Ojo con las altas multas

Los cuidados del agua que se le solicitan a los mendocinos incluye cuidar el consumo y administración del recurso, así como priorizar su uso según dos criterios: usos prioritarios y usos secundarios.

El primero abarca utilizar el agua para bebidas, cocinar, limpieza personal y del hogar. Mientras que los usos secundarios (que se pueden evitar) son cuando el agua se utiliza para el riego, lavado de vereda y autos o llenado de piletas.

Lavar el auto sin balde costará una multa de $930.

En marzo de este año se modificaron los montos de las multas por derroche de agua. Según indica el sitio web de EPAS (Ente Provincial del Agua y Saneamiento), por ejemplo, el riego de calles pavimentadas con manguera o balde y el lavado de veredas y automóviles con manguera o hidrolavadora serán multados con $ 930. Esto está prohibido las 24 horas del día los 365 días del año.

Los usos restringidos del agua rigen todo el año de 8 a 22 e incluye el riego de jardines y/o cultivos y el riego de calles no pavimentadas, ya sea que se realicen con manguera, hidrolavadora o sistema de aspersión; y el llenando piletas. Por violar este reglamento se puede recibir una multa que arranca en $465.