Argentina es (por ahora) el país latinoamericano que más invierte en jubilados - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMiércoles 6 Dic 2017

La Argentina es el país de América Latina que más dinero le destina a sus jubilados con el 9,7% del Producto Bruto Interno, aunque si avanza la reforma previsional tal cual la pretende el Gobierno esto cambiará.

Le siguen a la Argentina en el ranking de los países que más recursos destinan a Seguridad Social Brasil con 8,2% respecto de su PBI; Uruguay, con el 7,6%; Costa Rica, con el 4,7%; y Chile, con el 4,4%.

Así lo indica un informe del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL) de la Fundación Mediterránea, el cual analiza la sustentabilidad del actual sistema previsional.

El estudio señala que el sistema actual de actualización de las jubilaciones se volverá "insostenible" por el impacto que ejercerá la reforma impositiva que impulsa la administración de Mauricio Macri.

Argentina destina actualmente el 9,7% del Producto Bruto Interno a los jubilados.

"La reforma impositiva destinada a recuperar gradualmente competitividad modifica las fuentes de financiamiento de la ANSES, lo que explica la necesidad de rever la dinámica insostenible en la que había ingresado el régimen previsional", dijo el IERAL.

Además, el fuerte aumento del número de beneficiarios de la Seguridad Social, junto con la elevada informalidad laboral, han hecho caer la relación de 2,1 trabajadores activos por cada pasivo registrada en 2005 a 1,4 a 1 en la actualidad.

Si se excluyen los impuestos nacionales derivados a financiar el sistema, se tiene que el déficit de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS) es equivalente a 2,6 puntos del PIB (dato de 2015).

El sistema actual de jubilaciones se volverá "insostenible" por la reforma. 

"La fórmula que se utiliza en el presente para actualizar las jubilaciones es extremadamente pro-cíclica, lo que llevó a caída en términos reales de los haberes en años recesivos como 2014 y 2016", apuntó el IERAL.

Y agregó que un esquema como el que se discute actualmente en el Congreso permitiría dos objetivos a la vez: mejoras de los haberes jubilatorios (del orden de 1,9% en términos reales para 2018) y un ahorro para el fisco (respecto del mecanismo anterior) de entre 0,3 y 0,4 puntos del PIB de cara a 2018.

"El sistema previsional necesita lograr, en el mediano y largo plazo, mayor previsibilidad, mayor equidad entre distintos aportantes y menor grado de litigiosidad", sostiene el análisis de la Fundación Mediterránea.