Messi y Mascherano no se hablaron por 20 días - Mendoza Post
Por: Mendoza PostLunes 4 Dic 2017

 La revista El Gráfico salió a la calle en su edición de diciembre y llegó con una gran nota con Javier Mascherano en su sección “100x100”, de preguntas y respuestas. El hombre del Barcelona admitió que pasó varios días sin hablar con Lionel Messi.

Cuando le preguntaron a Masche si convenció a la Pulga de volver a la Selección tras perder la final de la Copa América 2016, el Jefecito fue directo: “No. A Messi no lo convencen ni Mascherano ni nadie, el que debe estar convencido es él".

"Pasó que la decepción de Leo fue tan grande al perder la tercera final seguida que lo que atinó a decir fue: ‘Ya está, que se termine esto de una vez por todas’. Cuando lo pensó y se lo replanteó, se dio cuenta de que quería seguir. Después de esa Copa estuvimos 20 días sin hablarnos, cada uno hizo su vida y luego, de a poco, empezamos a entrar en contacto otra vez”, reconoció.

Messi  y Mascherano son máximos referentes de la Selección.

  Contrariamente a todo lo que se habla de su persona y su apodo, el defensor nacido en River manifestó que "’Jefe’ no tiene nada que ver conmigo. Sinceramente lo digo. En mi vida privada, soy cero mandón, en casa no mando para nada (risas). No soy una persona que se pone nerviosa ni que se suele meter en líos”.  

“Yo no soy de pelearme en la cancha, me gusta ordenar y hablar con mis compañeros, pero con los rivales intento no tener diálogo, aunque si me buscan y estoy caliente, entro. Después, me da vergüenza verme protestándole al árbitro con la cara desencajada, agregó.  

  Y al traerle a colación la foto del Mundial 2014 haciéndole frente a los jugadores de Bélgica, reconoció: “Te soy sincero: son actos que me avergüenzan, doy una imagen que no me gusta para nada. Aparte no soy así, pero muchas veces la pasión por este deporte te lleva a convertirte en algo que no sos”.  

Mascherano ante los belgas Witsel y Fellaini, en Brasil 2014.

¿Messi es líder? “No lo imagino arengando en el vestuario. Para ser líder no hay que gritar, hay que decir las cosas en el momento justo. Y Leo lo hace. Leo es muy inteligente, habla cuando tiene que hablar. Aparte, para ser escuchado no podés estar hablando siempre, si no, la gente se cansa. Más allá de todo, un jugador como Leo se gana el respeto de todos sus compañeros jugando”, afirmó.    

Mascherano también habló sobre si llegó el momento de dejar el Barça por no estar a la altura: Todavía no, pero se acerca, lo tengo clarísimo. Soy un convencido de que las etapas hay que cerrarlas en la vida y la del Barcelona está cerca de cerrarse. Creo saber cuándo, pero no la voy a decir”.  

Para Masche, Messi es un líder.