Feliz cumple Lobos, y que la disfrutes - Mendoza Post
Por: Mendoza PostLunes 4 Dic 2017

Julio De Vido, Amado Boudou, Lázaro Báez, José Luis López, Ricardo Jaime, están  presos. La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, corre contrarreloj en todas las causas. Algunas, muy graves.

Sin embargo, en Mendoza, nuestra isla de la transparencia, el ex intendente Luis Lobos sigue disfrutando su fortuna mal habida en libertad. Y ya pasaron tres años. Tres años completos de impunidad.

Como se sabe, el 4 de diciembre de 2014, cuando sólo llevábamos online unos días, este diario publicó una investigación colaborativa de la que participamos, enorme, repleta de datos, que de inmediato se transformó en un grupo de denuncias penales y ante organismos de control. Las sospechas sobre Lobos abarcaron enriquecimiento ilícito, fraude, ñoquis, evasión, y distintas maniobras de corrupción mientras estuvo al frente de la municipalidad de Guaymallén, hasta diciembre de 2015. Los datos aportados por testigos y los registros de las operaciones acumularon una cantidad de prueba pocas veces vista. Todo lo que negaban, se iba confirmando con el correr de las acusaciones fiscales.

Lobos, su esposa y su suegra, rumbo a una imputación.

Es cierto que Luis Lobos tiene cuatro imputaciones graves. Que su esposa Claudia Sgró, su suegra, su sobrina, su entorno, ex funcionarios, están imputados en distintas causas. Pero el primer fiscal tardó un año en imputarle fraude por el alquiler trucho de maquinarias. Ignoró por completo la denuncia original. Otro fiscal lo imputó dos veces más, porque la suegra que tenía una empleada doméstica ñoqui de la municipalidad.La pobre mujer no sabía nada y cuando se enteró, los denunció a todos. 

También lo imputaron por el alquiler fraudulento de una máquina de asfalto, con sobreprecios, beneficiando a un empresario amigo que además tiene emprendimientos inmobiliarios donde Lobos, su esposa, y otros miembros de la antigua “cooperativa” política de Guaymallén, tienen terrenos. Y es cierto además que la última fiscal le imputó enriquecimiento ilícito. Hay otras causas en curso, además.

La gente, que entiende lo que pasa, lo castigó al hacerle perder las elecciones de 2015.

Pero pasaron tres años desde la denuncia. Ninguna causa está en juicio, restan decenas de apelaciones, y habrá que hacer aun montañas de pericias con prueba que probablemente se ha perdido, o no tendrá la frescura ni los testimonios de entonces.

Se perdió un tiempo muy valioso en los inicios del caso.

Y mientras tanto, Lobos disfruta su fortuna. Con total impunidad. Total, los mendocinos siguen bancando. Y aguantan lo que venga.

Por eso, a tres años del Caso Lobos, felicidades Luis. Que la disfrutes.