Ya habían denunciado a la madre de la nena que murió por abusos - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMiércoles 29 Nov 2017

Los padres de la nena de tres años que llegó muerta al Lagomaggiore con signos de maltrato y abusos ya habían sido denunciados en la OAL.

La hermana de la nena fallecida, Sheila de 7 años, está internada en el hospital Notti debido a los maltratos sufridos y ya había advertido que su hermana Catherina era maltratada. En esa instancia, la OAL escuchó el relato del calvario que vivía ella y la nena de tres años. Por tal motivo, la madre y el padrastro, Cinthia Calderón y Jorge Brizuela, se dieron a la fuga. Ante esto, la OAL radicó la denuncia penal contra los progenitores.

Cabe destacar que la madre de Catherina quedó detenida cuando se constató el estado en el que se encontraba la nena fallecida. En tanto su pareja, Jorge Brizuela, cayó en la madrugada de este miércoles en Las Heras. El hombre tiene un frondoso prontuario por delitos contra la propiedad. Está acusado de haber abusado sexualmente de la pequeña de tres años que perdió la vida.

La tía abuela materna, Silvia Calderón, indicó que su sobrina y el padrastro siempre agredían a los niños. Además confirmó que otra niña de 7 años continúa internada en el Notti, también víctima de maltratos. 

La mujer dijo  que la abuela había pedido la tenencia de las niñas y en el OAL se la habían negado: “Mi sobrina siempre le pegaba a las dos pero por más denuncias que se hacían no se tenía respuestas de la OAL. Ahora ellos la tienen a las vueltas a mi hermana que no se la quieren dar. La nena más grande reconoce como madre a mi hermana, a la abuela. Mi hermana ya había hecho denuncias al OAL por la nena más grande. Es más, la mamá de las dos nenas, le quiso dar la tenencia a mi hermana y en la OAL se la rechazaron. Le dijeron no porque la nena tenía que estar con la madre”.

Jorge Brizuela.

Catherina tenía tres años y su cuerpo tenía los signos del maltrato. 

Además, pidió que le den el alta a la niña para que asista al velatorio de su hermanita. La mujer destacó que la muerte de su sobrina nieta, de Catherina, se podría haber evitado: “Nosotros nos habíamos enterado que le pegaban, es más cuando vino Investigaciones a la casa de mi papá yo le dije que me había dicho que le pegaban a la nena y que la había visto mal a la más chiquita. Pero no esperaban que pasara una cosa como la que pasó ahora para que ellos se movieran. Ahora a la niña ya no la tenemos, ellos van a ir a la cárcel. No es justo que la niña tenga que perder la vida para que recién se muevan. Lo único que le pedimos a la OAL es que le den el alta para que la niña pueda venir y estar los últimos momentos con su hermana”.

La mujer solicitó ayuda económica para que se pueda realizar el sepelio de la niña asesinada.

Sheila, la hermana de Catherina, está internada en el Notti debido a los maltratos sufridos.