Piden enviar a juicio a una ex procuradora del tesoro del kirchnerismo - Mendoza Post
Por: Mendoza PostViernes 24 Nov 2017

El fiscal federal Ramiro González pidió hoy enviar a juicio oral a la ex procuradora del Tesoro Angelina Abbona por supuesto encubrimiento agravado e incumplimiento de deberes por omitir "en forma deliberada" presentar informes que advertían sobre el vaciamiento de Aerolíneas Argentinas y una defraudación por parte de su controlante Marsans.

González requirió el envío a juicio de la ex funcionaria kirchnerista al juez federal Luis Rodríguez al entender que "se acreditó a través de distintas pruebas logradas en el sumario que la imputada no presentó de manera oportuna" varios informes que llegaron a la Procuración del Tesoro en los que se daba cuenta de la situación de la aerolínea de bandera privatizada y de otras empresas controladas por Marsans, como Austral, Jet Paq y Optar SA, según el dictamen al que accedió Télam.

Abbona será juzgada por encubrimiento agravado por su condición de funcionaria pública y por incumplimiento de deberes, a raíz de no haber denunciado esas situaciones en las distintas causas judiciales que se tramitaban al respecto, pese a que la ley la obligaba a hacerlo.

Angelina Abbona habría omitido de forma deliberada los informes sobre el vaciamiento de Aerolíneas Argentinas. 

Para la fiscalía, Abbona "en forma deliberada" omitió presentar los informes recibidos ante la Justicia y formular las denuncias de los ilícitos de los que tomó conocimiento en base a ellos. Entre estos estuvo un "Informe especial sobre la verificación de pasivos de las empresas Aerolíneas Argentinas y Austral Cielos del Sur" de la Facultad de Ciencias Económicas que se le entregó el 27 de marzo de 2012.

Abbona fue nombrada Procuradora del Tesoro de la Nación el 2 de diciembre de 2010 y estuvo en el cargo hasta el final del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. "Tenía la obligación de denunciar los eventuales hechos ilícitos de los que tomara conocimiento", advirtió el fiscal.

También, debía prestar un "asesoramiento legal y técnico eficiente" para "proteger los intereses del Estado y facilitar el descubrimiento de los hechos ilícitos sufridos por el patrimonio nacional".

Abbona está señalada por encubrimiento agravado e incumplimiento de deberes.

Por el contrario, para el fiscal "ocultó investigaciones penales, no denunció los eventuales hechos ilícitos de los que tuvo conocimiento y actuó en detrimento de los intereses del Estado" en lo referido a la administración fraudulenta de Marsans.

Abbona está procesada en la causa por incumplir con la ley 26.466 y el decreto 2347/2008, que instruyeron a los funcionarios nacionales a "realizar todas las medidas necesarias y que estuvieran a su alcance, no sólo denunciar penalmente a los funcionarios del grupo Marsans, sino recuperar el patrimonio afectado por su mala gestión".