Vacaciones: cuánto cuesta extraer dinero de un cajero en el exterior - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMartes 21 Nov 2017

Cada vez que alguien tiene que viajar fuera del país, una de las mayores preocupaciones es saber que cantidad de dinero podemos extraer en el exterior y cuánto nos puede costar por cada operación que realicemos en los cajeros automáticos.

 El dato cobra relevancia de cara a una nueva temporada veraniega para los argentinos que ya concertaron sus vacaciones o que están proyectando vacacionar fuera del país.

En moneda extranjera, cada operación te puede costar  5 dólares considerando los valores que reportaron al Régimen de Transparencia, una encuesta de precios que realiza el Banco Central (BCRA) para que los clientes bancarios puedan comparar por Internet costos y sobre la base de los valores que informaron -algunos en pesos y otros en dólares- este mes y tomando un tipo de cambio promedio de $ 17,80.

Sacar dinero de un cajero automático en el exterior te puede costar hasta $380 por extracción.

¿Cuánto cobra cada banco para este tipo de operaciones?

Haciendo la conversión al tipo de cambio antes mencionado, surge que los bancos Hipotecario ($ 290) y Macro ($ 209) son los que cobran las comisiones más caras, mientras que el Credicoop y el Nación ($ 78 en ambos casos) cobran las más baratas. Si a eso se agregan los US$ 5 que adosan las redes del exterior, los valores trepan hasta los $ 380; $ 298 y $ 167 en cada caso.

Se trata de valores, en muchos casos, que sugieren acotar esos movimientos o, lo que es lo mismo, analizar la posibilidad de extraer todo lo que se tiene pensado gastar en efectivo de una sola vez. Claro que, en ese caso, se debe tener presente que el límite de extracción permitido es el mismo que rige aquí, sólo que convertido a dólar. Así, por ejemplo, quien tenga un tope de $ 5000 debe tener presente que su límite de retiros por día equivale a unos US$ 280.

No olvidar los límites de extracción por día.

En la mayoría de los países, uno se puede mover casi todo el tiempo sólo con tarjetas, es decir, sin efectivo. Pero siempre hace falta tener algunos billetes a mano para los pequeños gastos como propinas, peajes, imprevistos, etcétera, publica diario La Nación.