Pacto fiscal: gobernadores se reúnen para trabajar en una contraoferta - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMiércoles 15 Nov 2017

La discusión por la eliminación gradual del impuesto a los Ingresos Brutos sigue dando qué hablar entre los gobernadores.

En tal sentido, los mandatarios discutirán mañana con un doble plan: diseñar una contraoferta técnica y acordar una posición uniforme. Firman todas o ninguna.

En el CFI, temprano, se reunirán los ministros de Economía -que ya fueron juntando objeciones y demandas- para bosquejar la "contraoferta" que al mediodía pulirán sus jefes antes de enviarla por mail a la Rosada.

Las provincias, según sondeó diario Clarín, tienen un repertorio de correcciones y tachas al plan PRO. No sólo las opositoras que forman el eje CFI. “También, en voz baja, se quejan mandatarios de Cambiemos. Alguno, incluso, podría participar de la reunión”, de acuerdo al mismo matutino.

Mendoza es una de las provincias más afectadas

Uno de los puntos más álgidos tiene que ver con el esquema para suprimir IIBB para la producción y limitar la alícuota a un 4%.

“Esa reforma golpea feo a varias provincias -Misiones y Mendoza, por caso- daña a casi todas y sólo no afecta a un par. En San Juan la exención es casi plena. En Córdoba se bajó, pero comercio está arriba del 4%. En Buenos Aires, que descansa sobre los fondos extra del pacto, comercio está en 5 o más”, según Clarín.

El mismo diario advierte que la hoja de ruta sobre la que se enfocarán ministros y gobernadores es dual: “Fijar en 5% la alícuota máxima y establecer un régimen diversificado que no estandarice valores y regiones. Quieren, también, que la progresión mude el dead line del 2022 al 2025”.

El gran problema, según los gobernadores, es que la Nación pide bajar/eliminar IIBB pero no contempla ningún esquema de compensación directa sino que ofrece la "solución del mercado" que se sintetiza en el siguiente silogismo: bajan los impuestos provinciales, crece la economía, se recauda más IVA y Ganancias por lo que coparticipan más fondos a las provincias. 

Los gobernadores, en alerta