Quincho: salvando al vino, y a Vidal - Mendoza Post
Por: Mendoza PostDomingo 12 Nov 2017

Qué bárbaro este país. No hay felicidad que dure dos días. El gordo pensaba en ello mientras acomodaba las brasas debajo del chivito malargüino que había conseguido. Mientras hacía los preparativos para la noche, pensaba en la millonada que se llevaría la dulcísima María Eugenia Vidal para su querida Buenos Aires. Heidi terminó siendo una loba. –Que nos den esa plata y hacemos la más increíble autopista de ocho carriles a Chile, con tren y todo- le dijo Julián a su amigo el Ruso, que se había metido en las páginas de información judicial a rastrear todos los movimientos del expediente de la Provincia de Buenos Aires vs la Nación, por el Fondo del Conurbano. Encontró varias sorpresitas.

A Julián le gustaba cocinar chivo, una carne muy fiel si se la lleva con cuidado en el fuego. Sólo lo había frotado con una mezcla de sal gruesa y pimienta antes de llevarlo al fuego, y usaría una salmuera bien simple y liviana para la cocción, poca sal, y un par de dientes de ajo. No hacía falta más. En los últimos minutos tiraría al fuego unas cuantas ramas de romero para ahumar el asado. Y listo. En el caldero del quincho, se doraban unas papas bravas, y en la mesa había un Cabernet Sauvignon muy jovencito y sin madera que unos amigos le habían traído para probar, aun sin las etiquetas. Desenlace, se llama. –Esto te desata los nudos del alma… un vinazo…- dijo el gordo, mientras miraba un extraño éxodo en el cuadro que ornamenta la pared norte del quincho.

En el cuadro que ornamenta la pared norte del quincho, la que da a Las Heras Country, el General se servía una generosa copa de vino y miraba pasar a  miles de pobres, desempleados, gente del campo, y jóvenes buscando laburo que se iban a la Nueva Buenos Aires, donde iban a estar las riquezas del futuro.

Uno al que le iría mejor en Buenos Aires en 2018.

(- General… para mí, se les fue la mano…-) pensó el gordo en silencio.

La mesa estaba servida. En el medio, los amigos ya habían hecho lugar para el tablón en que traerían el chivo.

La charla se armó rapidito alrededor del único tema importante que se va a discutir en la Argentina en el próximo mes y medio. Y que nos va a afectar a todos. El gordo estaba indignado.

- A ver si entendí… El 36 % de Ganancias que iban 20 % a la ANSES, 10 % a la provincia de Buenos Aires hasta 650 millones de mangos desde la época de Menem y Duhalde… con ese tope y monto y en pesos convertibles… 4 % a las provincias empezando por las pobres según NBI y 2 % a los fondos de ATN, ahora se coparticipa todo, y salen todos empatados, menos Buenos Aires que se lleva 40.000 palos más en 2018 y 65.000 palos en 2019, porque nos asustaron con la foto de Vidal y Ricardo Lorenzetti, como hacen con el cuco y los niños antes de dormir… Y con el famoso juicio de los 400.000 palos que iba a “ganar” Vidal y que íbamos a tener que pagar todos. ¿Es así? ¿Le van a dar toda esa guita?

- No sólo eso… con una sola filmina de Power Point asustaron a toda una industria que da mano de obra intensiva en 10 provincias, empezando por Mendoza, 900 bodegas, 380.000 empleos directos e indirectos, 230.000 hectáreas plantadas en nuestra provincia… para que todo el mundo ponga las barbas en remojo y haya que apoyar tanto este acuerdo, como la reforma previsional. Muchachos no saquemos cuentas. Con la amenaza de impuestos internos asustaron a por lo menos 21 senadores nacionales. Pero al final del día, el cambio de fórmula previsional que va a bajar en serio el déficit, será menos plata en el bolsillo de los jubilados… Esa es la única guita grande que en verdad importa de toda esta discusión… esa y la de Vidal… y quieren comprometer a todos los gobernadores- agregó el Ruso. La mesa había empezado fuerte. El Omar, el radical-radical-radical que habla con todos, hasta con los del otro lado, bebió un sorbo del Desenlace y se armó de paciencia.

Los gobernadores, con el Presidente.

- Amigos… vamos por partes. Sí… es cierto… esta guita es un montón, es una camionada de plata para que Vidal sea la gran ganadora… Ella dice que le tienen que dar 70.000 palos más al año y que está resignando porque como dijo Mauricio “todos tenemos que ceder”. Todo es verdad… todo… lo mismo que pasó con Menem y Duhalde. El cabezón bajó de la vicepresidencia en los 90  para ganar en la provincia de Buenos Aires y le sacó a Menem el fondo del conurbano. Y ahora Vidal consigue algo mucho mejor porque encima los montos se van a ir actualizando. Es todo cierto. Pero saben qué… prefiero eso…se fortalece el proyecto político de Cambiemos… y casi todo va a obra pública. En el presupuesto bonaerense ya subieron de 3 a 8 % la obra pública: agua, cloacas, rutas, infraestructura…. Es política, no es economía… Es para ganar en La Matanza… y correr al kirchnerismo, a los piqueteros, a los cristinistas... y como dijo Durán Barba, Cambiemos se queda 20 años…- dijo el Omar. – La cuenta es simple: más plata en Buenos Aires. Más trabajo, menos droga, menos inseguridad, más obras y educación…- insistió el Omar. Al gordo casi le da algo:

- ¡Me estás cargando! ¿Y Portezuelo? ¿Y la ruta 7 nueva? ¿Y el segundo túnel a Chile? ¿Y nuestros pobres, no valen? ¿Y el mal índice de coparticipación de Mendoza, el peor del país junto con el de Buenos Aires, cuándo se va a arreglar? Nuestro quilombo es que no tuvimos en 1996 un Fondo del Conurbano como Buenos Aires ni lo tendremos ahora. Y encima está todo atado con todo… Hay que resignar juicios con Nación, apoyar la reforma previsional, para que no tengamos que pagar las provincias la plata de Vidal…- estalló el dueño de casa. Se bajó una botella de agua helada con gas para no prenderse fuego. El Ruso intervino con racionalidad:

- Gordo… nadie discutía que Vidal tenía razón… los 650 millones pesos dólares que quería actualizar desde que cayó la convertibilidad eran una torta de plata. El problema es quién la paga. Así, la paga la Nación, y las provincias quedan compensadas… Además, el fallo estaba listo en la Corte, en despacho… quiere decir que salía antes de fin de año, y “menecco” para todos. A Mendoza la joda le hubiese salido 1.000 palos. Así le sale menos y se la compensan. Nadie pierde y esos 230.000 palos que se suman a la masa coparticipable son para todos, porque no van a recibir más impuesto al cheque que irá a la Anses. Sí es cierto que los jubilados van a perderse de tener aumentos como la gente, y apenas si van a empatarle a la inflación, desde atrás y en tiempo de descuento. No te olvides que el fallo de la Corte tenía además dictamen de la Procuración… Iba a salir…- explicó el hombre de los negocios del grupete.

- ¿Dictamen? ¡Las bolas! Lo que hay es un solo movimiento de expedientes donde una procuradora adjunta que no era Gils Carbó, dijo que como es un caso que se originó en la Corte, no era necesario dictamen fiscal. Lo iban a resolver Lorenzetti y el resto…- se quejó el dueño de casa, mientras repartía generosas porciones de chivo. El Omar tomó la palabra tratando de cerrar el tema.

Cornejo ganó con el vino, Vidal ganó todo.

- Julián… tenés razón… pero Buenos Aires es un reducto peronista, con un conurbano muy pobre, desesperado, con mucha falopa… son los que se van a llevar puesto a Macri si pasa algo malo con la economía. Y de última, aunque es cierto que cambia de manera drástica la configuración de país, el equilibrio federal, el poder… el Alfredo lo tiene que apoyar, como hombre de Estado y de Cambiemos… ¿Querés que proteste como los peronistas? – dijo el radical del grupete.

- Sí, pero fíjate quiénes zapatean para no firmar: La Pampa, San Luis, Tierra del Fuego, las provincias de la Patagonia… son los que más dinero por habitante reciben de “copa”. Es muy injusto todo, y a nosotros no nos van a acomodar la relación con Nación y con el resto de las provincias nunca más. Si no discutimos todo esto bien fuerte el jueves con los gobernadores, en esta semana, en el Congreso, nos van a dejar planchados 20 años más… ¿Tenemos que estar agradecidos que no nos saquen recursos para darle a Vidal? Aun reconociendo que Macri aumentó bastante las remesas de guita a Mendoza… no es el caso. El caso es que se va a acomodar todo para enriquecer a Buenos Aires… insistió el gordo.

Caso cerrado. La mesa cambió de tema. Había mucho chisme respecto del impuesto al vino.

- Omar… ahora que ya pasó todo… contanos un poco de trama fina…- pidió el Ruso, con muchísimos amigos en la industria. El radical de la mesa se limpió con una servilleta de lino, bajó un par de sorbos de cabernet y arrancó.

- El “ruido” empezó unos diez antes de la presentación famosa de Dujovne, con su “vino no saludable” y el impuesto del 17 %. Algunos radicales muy importantes empezaron a mandar correos a la industria y el gobierno local. La gente del Alfredo empezó a preguntar firme, y nadie confirmaba ni desmentía nada. Hasta que apareció el famoso 17 % y explotó todo. Ya les conté que hubo reuniones muy calientes, que el Alfredo casi lo putea a un subsecretario de Política Económica, un tal Sebastián Galeani que insistía con que el vino hace mal y que si tiene el doble de alcohol que la cerveza debe pagar doble impuesto… un quilombo… y después vino el laburo de empujar el lápiz, y aquí hubo complicaciones. A la hora de laburar, el sábado pasado en la Casa de Gobierno, los empresarios hicieron grandes disertaciones, pero nadie tenía claros los números. El que laburó muy duro con esto fue Alfredo Aciar, el jefe de gabinete de Economía. Y de los efectos saludables del vino, la industria no aportó nada. Terminó Kerchner en persona consultando cardiólogos de a uno, hasta que consiguieron entre eso, informes de la OMC, de sociedades cardiológicas del país y de Mendoza, de estudios “a parva” de entidades serias, el paquete de 500 fojas que llevaron a la reunión definitiva de la semana pasada. De paso, los del gobierno que estuvieron ahí se dieron cuenta al toque que la pelea estaba ganada, cuando descubrieron a último momento que Dujovne no iba… y que Pancho Cabrera jugaría a favor- contó el Omar, e hizo la pausa justa para el vino. – Una hora antes ya se sabía que ganábamos – dijo.

- En el medio pasó de todo… enojo del gobierno por el escaso laburo científico de la industria… más dedicada al marketing… como “políticos que venden botellas”, de buen vino, claro… un intento del gobierno nacional de bajar el impuesto un poco… El intento de Cornejo de conseguir de la industria propuestas alternativas, pero los muchachos no se movieron del “cero por ciento” pero con escaso trabajo sobre todo científico detrás, hasta la charla mano a mano entre el Alfredo y Macri, que también fue dura. Porque les aviso que el presidente insistió con “todos tenemos que poner”. Pero duró muy poco, hasta que la contundencia de los argumentos les hizo desistir. Eso sí, ahora, habrá que bancar el nuevo pacto federal, la plata para Vidal, las reformas, lo que venga…- dijo el Omar, antes de zamparse una porción generosa de la pierna de chivito, en su plato.

"Pancho" Cabrera, ministro mendocino de Macri, jugó a favor del vino.

- En definitiva, los tipos reconocieron haber cometido un error enorme. El gobierno de los CEOS vio 0 % en una planilla de Excel y le sacudió un 17%. Y de última, hay un gobierno nacional que, si vas con argumentos sólidos, escucha. No se dieron cuenta del daño enorme que hacían…-

Los muchachos brindaron por el vino, y terminaron la cena en silencio, reflexionando en los nuevos formatos de la Argentina. Hasta las empresas se van a ir a Buenos Aires, con las parvas de guita que le van a dar a la provincia, es decir a Vidal. El gordo se rio con ganas:

- Nunca vi una acción de “amague” tan genial como la foto de Lorenzetti con Vidal. Quedamos todos tiritando… pero bueno, reconozcamos que al menos está dando la pelea “contra las mafias” pero con la plata de todo el país- dijo el dueño de casa, y celebró su ocurrencia a las carcajadas.

Después del café y unas mandarinas de estación a modo de postre, los muchachos partieron rumbo a los autos. La noche pintaba calurosa

- Gordo… ¿Por qué votó partido el peronismo, la ley de tránsito?

- Porque vamos a ver eso bastante seguido. No hay líderes. Por eso algunos acompañaron el proyecto de Cornejo. Y te aviso que tienen ganas de votarle las dos leyes de la justicia –más jueces a la corte, tribunales “exprés” y Presupuesto. Hay intendentes que buscan apoyar, y hay un peronismo más opositor que no quiere. Va a ser un festival para Cornejo. Como pescar en la pecera.

- ¡Qué gastada le pegó Tinelli al ‘nene afín’ en el Bailando!

- Tremendo. Igual, hay que hacer memoria. Casi nadie se acuerda que Ignacio Rosner, el del fondo de inversiones que quiso quedarse con C5N, estuvo hace años en el directorio de Los Andes, el centenario matutino, representando a Clarín. Hablando del centenario, te recuerdo además que al igual que algunos diarios del interior, junto a Clarín y La Nación son accionistas de DYN. Es la agencia de noticias más importante del país y la van a cerrar, porque no la pueden sostener. Con el tiempo, va a quedar sólo Télam y eso es malo. No puede ser la voz oficial la única. Van a despedir a mucha gente y eso les va a costar 50 palitos. Y te aviso que se sabía antes de las elecciones, y postergaron la asamblea societaria de cierre para no joder al gobierno de Macri.

- Mamita… escúchame… estuve con un amigo bodeguero… es gigante el despelote con la Lobesia Botrana, la polilla de la VID… ¿cómo es que se disparó tanto?

- A ver… un amigo me contó que el gobierno puso una torta de guita en agroquímicos y logística, y que igual no alcanzó para todas las zonas y por eso están fumigando con aviones. Pero la historia de cómo entró es maravillosa. Había en Europa, después cayó a América, en Napa Valley y la erradicaron fumigando y con técnicas de confusión sexual del insecto… y acá no había, era libre. Sí había en Chile. Pero hace cinco años al Senasa se le escapó la tortuga, mejor dicho, la polilla, y entró a través de una cosechadora de uvas que trajo una bodega de capitales chilenos, Trivento. Por eso estalló primero en Maipú y de allí a todos lados. En 2015 y 2016 las pérdidas fueron grandes. Veremos ahora. Pero es un problema de grave, a muy grave.

- Gordo… ya pensaste algún negocio para el año que viene…

- Sí… ¡Pero en Buenos Aires!

- ¡Jajajajaaaaaaaaaaaaaaaa!

Y así, entre risas y chanzas, los amigos desaparecieron en el sentido estricto de la palabra.