Mendoza ya lleva 8 años en situación de emergencia hídrica - Mendoza Post
Por: Mendoza PostViernes 10 Nov 2017

La semana pasada, el Departamento General de Irrigación presentó el Pronóstico de Escurrimiento de Aguas Superficiales periodo 2017/2018. Se trata de una estimación de los caudales de los ríos que permite establecer un plan de manejo de los embalses para la provisión de agua para riego, energía y consumo, entre otros usos.

Según las disertaciones de esa jornada, la realidad indica que habrá problemas para satisfacer las demandas en todas las cuencas.

La jornada contó con las exposiciones del Superintendente Sergio Marinelli y funcionarios de la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación y de San Juan, además de los de Irrigación, Inspectores de Cauce, regantes y productores.

Marinelli, en el Salón Principal de Irrigación

"Tendremos un año más de escasez, lo cual nos obliga a tomar medidas, analizar y hacer las cosas desde un punto de vista distinto: desde la demanda. Por eso ayer firmé una resolución, la 1410, que contempla una serie de instrucciones a las distintas áreas de este organismo que tienen que ver con el sistema de riego en general. Tenemos una problemática en casi todos los ríos, que se profundiza un poco más en el río Tunuyán Superior”, afirmó Marinelli.

"Para los regantes del río Tunuyán se viene una situación difícil" 

“Este conjunto de medidas va a ser profundizado en los próximos meses y años. Se trata de la concresión de obras, pero además, de un cambio cultural muy importante en la manera de regar”, aseguró Marinelli.

Río Tunuyán Superior

Y continuó: “Necesitamos eficiencia no sólo a la hora de mejorar la manera de distribuir el agua, sino también en la manera de regar intrafinca”.

El Director de Gestión Hídrica de Irrigación, Rubén Villodas, fue el encargado de exponer la situación hidrológica para el próximo ciclo en cada uno de los ríos.

El Pronóstico para todos los ríos es el siguiente:

*Río Mendoza: pobre.

*Río Tunuyán: seco.

*Río Atuel: pobre.

*Río Malargüe: seco.

*Río Grande: pobre.

*Río Diamante: pobre.

"Para los regantes del río Tunuyán se viene una situación difícil, ya que según nuestras estimaciones el que damos a conocer hoy es el peor pronóstico de la última década", destacó Villodas. "Mientras que en el río Mendoza, este es el peor de los últimos 8 años. La situación para Malargüe también es bastante preocupante”, agregó.