Fingió su muerte para probar que su esposa lo mandó a matar - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMiércoles 8 Nov 2017

María “Lulú” Sosa planificó matar a su esposo Ramón Sosa pero el plan salió mal: la mujer contactó a un hombre llamado Gustavo, quien resultó ser amigo de su marido. Junto con la policía y el FBI, Ramón simuló su muerte para comprobar las intenciones de Lulú.

Ramón, puertorriqueño, es entrenador de boxeo y María, mexicana, era entrenadora de kickboxing. Se casaron en 2010, vivían en Texas, Estados Unidos, y tenían un gimnasio. Algunos problemas económicos llevaron a la mujer a pedir el divorcio.

Texas, Estados Unidos.

Durante 2015, María se contactó por teléfono con un hombre llamado Gustavo para organizar el crimen de su esposo. Pero la mujer desconocía era que era amigo de Ramón y le comunicó la situación.

Cuando se juntaron personalmente María y Gustavo, el hombre llevó un micrófono oculto y registró el plan de la mujer, donde comunicaba sus intenciones y la recompensa por llevar a cabo el crimen. Ramón presentó las grabaciones a la Policía del Condado de Montgomery y, con la ayuda del FBI, idearon un plan para desenmascararla.

La Policía del Condado de Montgomery y el FBI colaboraron en el plan.

Maquillaron a Ramón Sosa para que pareciera fallecido por un disparo en la cabeza, tumbado en una fosa cavada en el desierto y lo fotografiaron. Un agente simuló ser el autor del crimen y se juntó con María y les mostró las imágenes.

María fue arrestada, declarada culpable y condenada a 20 años de prisión en octubre del 2016. En los últimos días se conocieron las fotografías y el plan fallido de “Lulu”.

Las fotos "armadas" de la muerte