El PJ de Guaymallén también rechaza las pulverizaciones aéreas - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMiércoles 8 Nov 2017

El Bloque PJ-FPV de Concejales de Guaymallén hizo una presentación en rechazo a la fumigación aérea destinada al control de la Polilla de la vid (lobesia botana), con el argumento de defender la salud de la población y de nuestro medio ambiente. También exhortaron a la aplicación de la Ley de Preservación del Medio Ambiente Provincial N° 5961.

Los ediles piden un informe de impacto ambiental.

Los ediles afirmaron que la fumigación aérea para combatir la polilla de la vid es "una práctica perjudicial no sólo para la salud de la población, sino que además ocasiona serios daños ambientales".

También tomaron en cuenta "las medidas precautorias tomadas por los municipios de Maipú y San Carlos que prohibieron las pulverizaciones hasta tanto se presente el debido informe de Impacto Ambiental".

Al respecto, instaron a utilizar la pulverización terrestre que "resulta menos riesgosa, más efectiva, y de aplicación directa y más controlada", según consideraron.

Los concejales justicialistas se apoyaron también en la descripción técnica que la empresa Du Pont, fabricante del producto Coragen, indica en la hoja de datos de seguridad como "una sustancia líquida potencialmente peligrosa para el ambiente y recomienda no dispersar al aire libre".

También lo describe como "muy tóxico para los organismos acuáticos, con efectos nocivos duraderos" lo que resulta riesgoso ya que en nuestra provincia existen innumerables reservorios de agua, cauces naturales y de riego que, ante las características dadas por la misma empresa fabricante, se encuentran bajo un alto riesgo de contaminación.

Ver también: Polémica por fumigación en zonas pobladas

Por último, sostuvieron que es necesario un informe de impacto ambiental. El director del INTA San Juan – Mza consideró prudente no realizar las pulverizaciones aéreas hasta que, las investigaciones pertinentes, bajo nuestras condiciones agroecológicas y de cultivo, demuestren su eficacia para el control de la plaga. Así como la Unión de Trabajadores Rurales Sin Tierra y docentes de la facultad de ciencias Agrarias que también manifestaron el rechazo a la fumigación aérea como método a causa de las graves consecuencias que acarrea.

Por todo ello, insistieron en que hasta tanto se publique el informe de impacto ambiental, "es necesario llevar tranquilidad a nuestra población debido a la mala fama que tienen las fumigaciones y las pulverizaciones aéreas que tienen cierta relación directa con el aumento de índices de trastornos y enfermedades en las personas, la afectación de la fauna autóctona, e incluso, aumenta la resistencia de la plaga atacada exigiendo - cada vez- una mayor dosis de los productos tóxicos".