"Yo iba a ser presidente de taquito si no pasaba esto" - Mendoza Post
Por: Mendoza PostSábado 4 Nov 2017

“Iba a ser presidente de taquito si no pasaba esto” solía decir Amado Boudou refiriéndose al escándalo de Ciccone. Eso transitaba por la mente del ex vicepresidente los días previos a su detención, refugiado en su departamento de Madero Center, mientras preparaba su defensa.

Según cuentan, Boudou salía poco a la calle. Recibía a algunos amigos en su departamento cada tanto, donde hablaban de política y del futuro del kirchnerismo. En esas mismas conversaciones, despotricaba contra sus "enemigos", a los que culpaba por el escándalo Ciccone. En la lista había un ex gobernador y un ex ministro. En cuanto a Cristina Kirchner, le guardaba respeto. "No le servía echarme, para ella era un dique que contenía todas las puteadas", explicaba hasta hace pocos días.

El ex vicepresidente pasaba horas sentado frente a su computadora, trabajando en los expedientes del caso Ciccone. Tenía cartulinas blancas con todos los nombres y momentos de importancia.

Boudou, detenido por enriquecimiento ilícito. 

A pesar de todo, las personas cercanas a él aseguran que Boudou no tenía miedo de ir preso, mucho menos por el caso de enriquecimiento, al que casi no mencionaba. Estaba concentrado en Ciccone. Cuando le preguntaban por sus ingresos, se quejaba porque todavía no recibía su pensión como ex vicepresidente. Decía que vivía de los honorarios que cobraba por asesorar a "dos o tres clientes".

Le preocupaba más la prohibición judicial de salir del país. Eso le impedía viajar a México, a visitar a los familiares de su pareja, que está embarazada de mellizos. Cada tanto se escapaba a Mar del Plata y a Puerto Madryn. Ahora, ya no podrá hacerlo.

La defensa en el caso Ciccone absorvía la mayor parte del tiempo de Boudou.