¿Por qué no alcanzan los taxis en Mendoza? - Mendoza Post
Sábado 4 Nov 2017
porHernán Morales
Redacción Post

Tomar un taxi durante un día de semana, en hora pico y en pleno centro mendocino es casi una misión imposible. Ni hablar de un sábado o domingo.

Esta dificultad para conseguir un vehículo para salir de una situación compleja o hacer un viaje largo en poco tiempo tiene a mal traer a muchos mendocinos. Pero tiene una explicación.

Según indicó en diálogo telefónico con el Post Pedro Guerra, el vicepresidente de APROTAM (Asociación de Propietarios de Taxis de Mendoza), el meollo de la escasez de taxis radica en un solo tópico: "el atraso" en las tarifas.

"En el sector estamos sufriendo una pérdida de personal y hay muchos taxis parados. Lo que sucede es que los choferes trabajan a comisión de lo que recaudan a diario y no les termina rindiendo el sueldo porque en Mendoza todavía hay tarifas bajas", explicó Guerra.

Se están quedando sin choferes.

Según el argumento de APROTAM, la baja rentabilidad hace que muchos conductores de taxi dejen de lado su coche para "mudarse" a otros trabajos donde cobren más por las mismas horas que hacían estando al volante.

"Tenemos una de las tarifas más bajas del país porque hace más de un año que el gobierno no autoriza un aumento. Estamos un 38% por debajo de lo que debería costar viajar en taxi en relación a otras provincias", completó. 

Hay pocos

A modo de comparativa, en la Ciudad de Buenos Aires están vigentes 38.062 licencias de taxis, aproximadamente uno cada 80 habitantes, según datos oficiales de 2014. Esto implica una alta densidad, en especial si se lo compara con grandes ciudades como Nueva York (un taxi cada 625 habitantes) y Londres (un taxi cada 370 habitantes). 

En Nueva York hay menos taxis que en Bs. As.

Por su parte, en Mendoza existen 1.279 taxis con licencia, según indicaron fuentes de la Secretaría de Servicios Públicos de Mendoza. Esto quiere decir que esa cantidad debe ser repartida entre el casi millón de habitantes que hay en el Gran Mendoza. Esa cuenta da que hay un taxi cada 780 habitantes. Con razón es tan difícil conseguir uno.

Además, desde la Dirección de Transporte indicaron que la última licitación para nuevos taxis se realizó en 2008 y, por el momento, no se está analizando conceder nuevas licencias ya que el sistema "esta funcionando".

Por su parte, desde APROTAM indicaron que debido a esta "crisis tarifaria" solo el 70% de los vehículos está operativo en la calle y que la solución no sería otorgar más licencias, sino que el gobierno autorice la tan solicitada actualización en las tarifas para que así "mejore la recaudación y los choferes puedan volver a las calle normalmente".

Los cortes de calles también afecta a la circulación de taxis.

Por otra parte, los conductores de taxi indicaron que las largas esperas por un vehículo no sólo se debe a la falta de los mismos sino a las obras de remodelación en el Centro, que provoca que la circulación se complique y se demoren los viajes.

A fin de año se decide si hay aumento 

La Secretaría de Servicios Públicos confirmó que en diciembre se hará la audiencia pública para tratar el nuevo incremento de la tarifa de taxis que el sector viene pidiendo desde mediados de año. APROTAM pidió en su último estudio de costos que la bajada de bandera aumente un 38-40%. Actualmente la tarifa cuesta $17,80.

Diego Vázquez, secretario general de la asociación, dijo a Radio Nihuil que este incremento es un remanente del 2016 y parte de los aumentos de costos que se produjeron este año: "Nosotros hemos hecho una presentación de los estudios de costos, los cuales arrojan un saldo equivalente al 40% del aumento tarifario". 

APROTAM pide 40% de aumento.

Y agregó que "esto se debe no sólo a la inflación 2017 sino a un remanente que quedó del año pasado cuando hubo un índice inflacionario del 40, 45% y solamente se nos otorgó un 20% de aumento en tarifas. Luego, nos impactó fuertemente el 1 de abril del 2016 el incremento del 100% del GNC. Ese fue un golpe muy duro en la actividad. El último aumento se dio hacia finales de octubre, es decir que estamos desde casi 12 meses sin aumento tarifario", completó Vázquez.

Durante la audiencia pública de diciembre la Dirección de Transporte les dará la respuesta a los propietarios de taxis y, si finalmente hay un aumento en la tarifa, el mendocino verá nuevamente afectado su bolsillo.