Puigdemont viajó a Bruselas luego de ser acusado por sedición - Mendoza Post
Por: Mendoza PostLunes 30 Oct 2017

El destituido presidente catalán Carles Puigdemont, quien hoy fue acusado por la Fiscalía general española de los delitos de "rebelión, sedición y malversación", se encuentra en Bruselas, informó el gobierno español sin brindar más detalles.

El viaje se hizo público poco después de que el fiscal general del Estado español, José Manuel Maza, anunciara la presentación de una querella ante la Audiencia Nacional contra Puigdemont y el resto de su gobierno regional, así como otra querella ante el Tribunal Supremo contra la mesa del Parlamento.

Esas querellas son por el proceso secesionista impulsado por ambas instituciones y, en concreto, por la declaración de independencia aprobada el viernes pasado por la Cámara autonómica, que fue respondida por el gobierno español con el cese del Gabinete catalán y la disolución del Parlamento de esa autonomía.

Se concretó la intervención española en Cataluña. 

Tras la conferencia de prensa del Fiscal general, la cadena La Sexta y el diario El Periódicos anunciaron que Pugdemont viajo a Bélgica para entrevistarse con políticos nacionalistas flamencos.

Entretanto, las fuentes del gobierno central español consultadas por la agencia de noticias EFE no explicaron cuál es el objetivo de este viaje, aunque algunos medios españoles sostienen que varios ex consejeros del Gabinete de Puigdemont lo acompañan en la capital comunitaria.

Inclusive, el diario La Vanguardia afirmó que Puigdemont y varios miembros de su depuesto Gabinete brindarán una conferencia de prensa en Bruselas esta tarde.

El destituido presidente catalán fue acusado de "rebelión, sedición y malversación" por la Fiscalía general española. 

Ayer domingo el secretario de Estado belga de Migración y Asilo, Theo Francken, del partido independentista flamenco N-VA, sugirió en su cuenta de Twitter que Puigdemont podría solicitar "asilo político" en Bélgica, según reprodujo hoy el diario belga francófono Le Soir.

Una posibilidad de la que enseguida se distanció el primer ministro belga, Charles Michel, quien aseguró que el asilo para el ex presidente catalán "no está en absoluto en el orden del día de su gobierno".