Los 7 misterios de la tragedia del avión - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMiércoles 25 Mar 2015

Dicen que volar es una de las formas de transportarse más seguras del mundo. Pero llama la atención que los accidentes aéreos que se producen en las fases más seguras del vuelo, se han vuelto más frecuentes en este tipo de tragedias.

Muchos son los interrogantes que quedan tras la tragedia de Los Alpes. Uno de los principales es el del descenso. Para tener una idea cabal, un descenso en la ciudad de Buenos Aires en un vuelo comercial, desde 10.000 metros de altura, tarda aproximadamente 25 minutos. Imaginemos que ese descenso se hace en un tercio del tiempo. No es un aterrizaje, pero tampoco una caída libre.

El diario catalán La Vanguardia preparó un resumen con los principales misterios que dejó la tragedia de Los Alpes.

1. La señal

¿Emitió el piloto una señal de emergencia? Y si no lo hizo, ¿Por qué? Pese a que en un primer momento las informaciones apuntaban a que los pilotos enviaron una señal de alerta a la torre de control más cercana, la autoridad francesa de aviación civil desmintió dichos datos y afirmó que no hubo llamada de emergencia por parte de la tripulación.

Rescatistas ya llegaron a los restos del avión.

La autoridad de aviación francesa DGAC recalcó que "la aeronave no realizó una llamada de emergencia sino que fue la combinación de la pérdida del contacto por radio y el descenso de la nave lo que llevó a que el controlador implementase la fase de emergencia".

La fase de "emergencia" es la tercera y más grave de las tres alertas empleadas para coordinar los esfuerzos de rescate cuando un avión se considera que está en dificultades.

Una de las cajas negras del Airbus A320 estrellado en los Alpes franceses.

Todos los vuelos, al sobrevolar los Alpes, tienen un plan de desvío por si el piloto tuviera que reaccionar ante algún problema técnico o alguna situación meteorológica adversa. El rápido descenso del aparato evidencia la existencia de un problema en el Airbus. Pese a éste, el piloto mantuvo el rumbo, cosa que es entendido como un "comportamiento extraño", según el experto. Estas hipótesis serán esclarecidas con el estudio de la caja negra hallada, que contiene las conversaciones y las comunicaciones en la cabina del avión.

2. El descenso

¿Por qué descendió el avión 8.700 metros sin respuesta de los pilotos? Con la investigación en su primera fase, los equipos de rescate en plenas tareas de recuperación de las víctimas del siniestro y sin la segunda caja negra del aparato, que contiene los datos del vuelo, todavía es muy prematuro determinar cuál es el motivo del descenso de más de 8.500 metros en ocho minutos que sufrió el avión con 150 pasajeros a bordo.

Los datos de radar indican que tres minutos después del alcanzar los casi 12.000 metros, el aparato descendió a unos 3.300 metros durante unos 8 minutos. En ese tiempo, el aparato descendió 1.000 pies por minuto, algo más de 300 metros por segundo. Esa velocidad es la normal para un descenso previo a un aterrizaje. El aparato logró nivelarse, quizás porque se detuvieron los motores, a solo unos 2.000 metros durante un minuto y con rumbo 26 grados nordeste. A menos de dos kilómetros del último punto y en dirección norte hay una montaña de unos 2.970 metros, a medio camino entre Prads-Haute Bleone y Barcelonette, lugar donde se estrelló.

3. El accidente en la fase regular

¿Por qué aumentan los accidentes en la fase de vuelo más segura? Volar sigue siendo el método de transporte más seguro. Según las estadísticas, sólo uno de cada 4,4 millones de vuelos sufre un accidente. Hasta hace poco, las fases con más riesgo del vuelo eran el despegue, la aproximación y el aterrizaje. Javier Ortega Figueiral, experto aeronáutico, describió en La Vanguardia el momento más arriesgado como el punto de no retorno o "cuando abortar el despegue".

El abrazo de Rajoy y Hollande, ante Angela Merkel. Tres presidentes en la zona de la tragedia.

En 2014, sin embargo, de los 21 accidentes de vuelos comerciales, 13 se produjeron durante la fase de crucero. El director general del Colegio de Pilotos de Aviación Comercial (COPAC), Iván Gutiérrez, apunta que en los siniestros de aviación que se han producido últimamente se observa una pérdida de control de los aparatos en la fase de crucero, momento que es el más seguro del vuelo y pide que el sector ponga el énfasis en este aspecto. En su opinión, la automatización de las cabinas de los aviones con elementos de seguridad no ha estado acompañada de formación para los pilotos. "Hay que trabajar las relaciones entre el hombre y la máquina. El factor humano tiene que entender las condiciones en que funcionan esos automatismos".

Según el experto, el incremento de automatización de los procesos en la cabina del avión y la menor participación del piloto en éstos ayuda a incrementar el nivel de seguridad, y no lo contrario. Según él, el Airbus accidentado se construyó hace 24 años. Pese a que había pasado todos los controles y era un aparato que podía volar sin riesgo aparente, no era un avión de último modelo, con lo que el problema no es, según él, la automatización de la cabina.

4. El chequeo del avión

¿Estaba el avión en buenas condiciones y revisado? El secretario del Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (SEPLA), Álvaro Gammicchia, ha negado que la antigüedad del A320 accidentado este martes en los Alpes franceses, que entró en servicio en 1991 según su fabricante, Airbus, pudiese "a priori suponer un mayor riesgo" o hacer que fuera más susceptible de sufrir algún tipo de accidente. "Los aviones están sometidos a un control de aeronavegabilidad continuado según el cual en la medida en que un avión en concreto esté cumpliendo con sus plazos de mantenimiento y de revisiones, se considera que está en condición aeronavegable, es decir, que es igual de seguro que un avión que acaba de salir de la fábrica", afirmó.

Ya se divisan restos del avión estrellado ayer.

5. La computadora

¿Cayó la computadora de vuelo? Una de las hipótesis que se ha barajado es una "caída" del ordenador de vuelo. Existe un precedente, en un Airbus de Lufthansa en vuelo de Bilbao a Munich, que provocó, como en el caso actual, un descenso pronunciado de mil metros por minuto. Algunos sensores estaban helados y la computadora daba datos incorrectos. Los pilotos tuvieron que desconectar sistemas para recuperar el control.

Sin embargo, el presidente de Germanwings, Thomas Winkelmann, dijo el martes que el avión siniestrado estaba equipado con un nuevo ordenador de a bordo que no era susceptible al problema.

6. La lista de pasajeros

¿Por qué no hay lista de pasajeros todavía? En accidentes aéreos como el ocurrido en los Alpes el pasado martes, es la compañía aérea la responsable de facilitar el listado de pasajeros del vuelo y sus identidades. La aerolínea Lufthansa, propietaria de la compañía de bajo coste Germanwings que operaba el avión Airbus A320 siniestrado, hará pública la lista de fallecidos una vez que haya contactado personalmente con los familiares de todos ellos.

7. El retraso

¿Por qué hubo un retraso de 30 minutos en la salida de Barcelona? Las especulaciones sobre las posibles causas del accidente han llevado a muchos a relacionar el retraso de 30 minutos del vuelo 4U9525 de la compañía Germanwings con su posterior siniestro en la localidad francesa de Seyne-les-Alpes. La compañía, sin embargo, aún no ha precisado el motivo de dicha demora.