Policías reprimieron a municipales en Santa Cruz - Mendoza Post
Por: Agencia DyNJueves 26 Oct 2017

Trabajadores municipales de Caleta Olivia, en el norte de Santa Cruz, fueron reprimidos hoy por la policía cuando reclamaban el pago de salarios atrasados en la ruta nacional 3, por lo que cinco manifestantes resultaron heridos, informaron fuentes gremiales.

Según el sindicato, efectivos de la policía de Santa Cruz arremetieron contra los manifestantes con balas de goma y gases lacrimógenos, aún cuando no estaban cortando la carretera, sino que se habían concentrado a un costado.

En cambio, la Policía dijo que se reprimió por orden judicial, ya que los manifestantes "tienen que dejar al menos una arteria disponible" y, además, "rompieron el parabrisas" de un camión de YPF.

Los trabajadores municipales de Caleta Olivia reclaman el pago de los salarios de setiembre.

En declaraciones al portal La Vanguardia del Sur, el delegado municipal Pablo Robles sostuvo que cuando se desencadenó la represión estaban por "realizar una caminata por el costado de la ruta", ya que estaban al tanto de que "había una orden de dejar libre un carril". "Ni bien nos acercamos la Infantería nos reprimió sin saber lo que queríamos hacer, en mi caso me arrojaron al piso y además hubo balas de goma", aseguró el dirigente sindical.

Como consecuencia de la agresión policial "hay muchas compañeras heridas, pero igualmente nos estamos reagrupando, seguimos pidiendo que nos paguen en tiempo y forma porque sabemos que es una decisión política del gobierno provincial no pagar siendo que tienen plata", sostuvo Robles.

El dirigente aseguró que había "cinco compañeros lesionados" y calificó de "lamentable" y una "vergüenza" lo que está sucediendo en torno del conflicto con los municipales de Caleta Olivia.

Por su parte, el jefe de la Unidad Regional Norte de la Policía de Santa Cruz, Omar Segovia, argumentó que "la Justicia Federal ordenó el desalojo de la ruta nacional 3, ellos ya fueron notificados como 20 veces que tienen que dejar al menos una arteria disponible". "Tomaron un camión de combustible de YPF, se subieron arriba e incluso le rompieron el parabrisas al mismo, algo que es muy peligroso tanto para ellos como para los transeúntes", agregó el jefe policial.

"Se utilizó gas lacrimógeno, las balas de goma fueron para disuadir a los manifestantes que comenzaron a arrojar piedras y botellas. Nosotros tenemos que cumplir las órdenes de la Justicia", destacó.

n.��9d�D