A la fiscal viajera, ¿la echan? ¿O zafa? - Mendoza Post
Jueves 26 Oct 2017
porRicardo Montacuto
Director Periodístico

La fiscal Anabel Matilde Orozco (65) pidió una licencia por enfermedad que luego renovó, en noviembre del año pasado. Pero parece que al mismo tiempo una "cura" milagrosa la impulsó a irse de vacaciones a Florianópolis, Brasil, con sus amigas. Terminó la “terapia” jugando un torneo de Bridge en un coqueto hotel de la  villa turística Potrero de los Funes, en San Luis. El médico mendocino Jorge Leiva firmó el primero de los certificados de la “fiscal viajera”, por lumbalgia, recomendando 10 días de reposo desde el 8 al 18 de noviembre. Y hay un segundo certificado, que extiende el reposo al 28 de noviembre. Fueron los días en que Anabel Orozco se fue de viaje de placer.

Nadie sabe cómo Leiva revisó a la funcionaria para extender su licencia, puesto que la fiscal estaba de viaje entre playas blancas, largos paseos, bailes tropicales, y bebidas de esas que sirven adentro de un coco. Pero una publicación en Facebook de la fiscal con sus amigas fue el inicio del escándalo, uno de los mayores de la justicia mendocina de los últimos años. 

El caso de la fiscal Orozco muestra cómo se producen abusos en un sistema relajado, de escasos controles, y donde muchos piensan más en sus vacaciones, sus horas de actividad académica, y sus viajes por el mundo; que en impartir justicia. Anabel Orozco debía hacerlo en la Segunda Fiscalía Correccional, justo uno de los fueros que más trabajo tiene.

Una de las sesiones del Jury.

Hoy, desde las 9:30 de la mañana y con transmisión en directo ordenada por la Suprema Corte de Justicia de Mendoza, el Jury de Enjuiciamiento tratará el caso de la fiscal. El acusador será el Procurador Alejandro Gullé, quien pedirá la destitución de la fiscal viajera. Y el abogado –prestigioso, de causas complejas- Juan Day, tendrá la dificilísima tarea de defender a una de las funcionarias más impopulares de Mendoza, porque representa la desidia, la burla al ciudadano común, la estafa a las instituciones.

El proceso de juzgar a la fiscal ha sido largo, y nadie jugaría apuestas a que puede terminar hoy. De hecho, en estos meses ha recibido incluso alguna “manito” judicial. “Lo que ocurre, es que algunos jueces van a apostar a no destituirla, y aplicarle una sanción intermedia” confió una fuente oficial. Ello es posible merced a las reformar aplicadas a la ley del Jury, en medio del caso del fiscal Fabricio Sidoti y la muerte de la joven Ayelén Arroyo, asesinada por su padre el año pasado. Sidoti fue suspendido varios meses por no haber hecho todo lo que tenía que hacer para proteger a la chica, que había denunciado los abusos.

La fiscal Orozco hizo de todo para evitar el juicio que empieza hoy, y que podría terminar probablemente por la tarde o mañana. A poco de iniciado el proceso, no podían notificarle de las audiencias porque se había mudado, dentro del mismo barrio privado en que vive. Intentó renunciar para no perder su jubilación, pero el gobernador Alfredo Cornejo no le aceptó la dimisión. Pidió nulidades y postergaciones que no fueron aceptadas. Sólo consiguió que el Jury tratase su caso fuera de los tiempos electorales.

Procurador Alejandro Gullé.

El juicio a Anabel Orozco no es penal. Las únicas condenas posibles son la destitución o alguna suspensión intermedia. Los jueces son un tribunal especial llamado “Jury de Enjuiciamiento” que hoy honraría la importancia del proceso con todos sus titulares presentes. Milagrosamente, estarían los siete miembros de la Suprema Corte, algo bastante difícil de conseguir. Además de los ministros del alto tribunal, integran el Jury siete diputados y siete senadores, de distintos partidos políticos.

En este caso, el “corte” del jury no es partidario. Los legisladores ya habrían optado por destituirla, dadas las pruebas. Pero no todos los jueces de la Suprema Corte estarían convencidos. “Creo que la hoguera ya está encendida… pero hay que esperar y ver qué pasa” confió un miembro del tribunal a este diario, fuera del micrófono.

En verdad, si no la destituyen, será un papelón enorme.

De todos modos, todo el mundo deberá andar con cuidado. La Corte Suprema de Justicia de la Nación acaba de darle la razón a un ex fiscal de Estado de Mendoza, destituido. Joaquín de Rozas podrá dar un par de vueltas al mundo con todos los salarios que no cobró, más el daño moral. Y la fiscal Orozco ya anunció que apelará en el máximo tribunal del país, si hoy es destituida.

En el gobierno siguen con atención los acontecimientos. Jugaron fuerte contra la fiscal. Además, desde el ministerio Público, Gullé ya dijo varias veces que pedirá la destitución. La UCR cuenta con ocho de los 21 votos del Jury. Cuatro senadores, y cuatro diputados. Y aseguran contar con cuatro de los seis votos que tienen los peronistas. Este dato fue estrictamente corroborado en fuentes de distintos sectores del PJ. Con esos votos, más los radicales, más el del miembro de la Corte José Valerio –se descuenta que votaría la destitución- el destino de la fiscal viajera estaría sellado. Es probable que, por eso, finalmente los 21 voten la destitución.

Sin embargo, hay matices. “Hay una causa penal en marcha… en otros casos, el Jury ha pedido esperar las actuaciones penales” recordó una fuente política. Es cierto. En procesos de jury contra los fiscales Daniel Carniello y Juan Manuel Bancalari, se esperó por el resultado de denuncias penales. Al final, no fueron sancionados por el Jury, pero estuvieron en la picota mucho tiempo, por causas que se entrelazaban.

Alejandro Gullé hará una acusación técnica, basada en los datos administrativos del expediente. Cuentan en el Ministerio público, que la propia Corte ha desvinculado del Estado a muchos empleados por falsear sus certificados médicos. “Los vamos a tapar de datos…” prometen en la Procuraduría General de la provincia.

La audiencia arrancará a las 9:30 en el Salón de Actos de la Suprema Corte de Justicia. Será pública, la transmitirán por Youtube si logran resolver algún inconveniente técnico surgido a último momento. Y luego, sí, la deliberación del jurado será secreta. Y allí sabremos si la Justicia y la Política pasan la “prueba ácida”, de una institucionalidad más o menos respetable, o si por el contrario, todo esto fue “payanita” para la tribuna.

Cuándo y dónde

Desde las 9:30 en el salón de actos de la Corte, en el Palacio de Tribunales de Mendoza.

El caso

Anabel Orozco es juzgada en jury, por haber tomado licencias médicas, para en realidad ir de vacaciones a Brasil. La defiende el abogado Juan Day. El fiscal acusador será el procurador Alejando Gullé. La pena máxima es la destitución, sin beneficios jubilatorios. Además, hay una causa penal.

El jurado

Son los siete miembros de la Corte: Pedro Llorente, José Valerio, Omar Palermo, José Gómez, Mario Adaro, Jorge Nanclares y Alejandro Pérez Hualde. Siete diputados (Emiliano Campos, Jorge Albarracín, Beatriz Varela y Jorge López por la UCR; Claudia Segovia, José Muñoz y Lucas Ilardo por el PJ-FPV). Y siete senadores Eduardo Giner, Miguel Bondino, Jorge Palero y Marcelo Rubio, y los peronistas Angel Brancato, Eduardo Bauzá y Patricia Fadel. El senador Juan Carlos Jaliff no participará, porque fue impugnado por la fiscal viajera Anabel Orozco. Puede hacerlo sin razón, los acusados en un jury tienen derecho a recusar a un miembro del tribunal.