10 mandamientos de salud vaginal que la mayoría desconoce - Mendoza Post
Por: Mendoza PostSábado 21 Mar 2015

Para cuidar tu vagina no hace falta que recurras a caros jabones íntimos que aparecen en las publicidades.

Solamente tenés que tener en cuenta estos hábitos para que tu parte más delicada no sufra ninguna dolencia.

El órgano femenino cuenta con más de ocho mil terminaciones nerviosas que exige cuidados especiales.

#1 Cambio de toallita

Cuando estés en tu período, no te dejés la misma toallita todo el día; cambiala –como máximo– cada 4 horas. Sólo así la vas a mantener limpia y saludable.

#2 Después de la intimidad

Es MUY importante que atiendas a tu vagina luego de disfrutar un momento de intimidad. ¿Qué significa esto? Tenés que lavar tus partes femeninas para espantar a todas esas infecciones que puedan estar por la vuelta.

#3 ¡Papel higiénico!

Después de hacer pis, ¿cómo te limpias allá abajo? Si tenés la costumbre de hacerlo con una toalla, vas a tener que cambiar de modalidad. De lo contrario, vas a seguir exponiendo tu vagina a un sinfín de bacterias. ¿Conclusión? ¡Usá SIEMPRE al papel higiénico!

#4 Depilación

Muchos debates han surgido en torno a la depilación íntima. ¿Es saludable o no? Pues, por lo pronto, impide la acumulación de bacterias y de todo el olor que ellas generan. Así que pensalo.

#5 Agua tibia

La idea es que mantengas a tu vagina limpia –no que la congeles–. Por tanto, usá agua tibia cada vez que te higienices. Además, ésta es mucho más efectiva para aniquilar todas aquellas bacterias indeseadas.

#6 La tela

Enfoquemosnos ahora en tu ropa interior: ¿de qué tela es? Tenés que saber que las de algodón son las más saludables –sobre todo en verano, cuando las glándulas sudoríparas están en pleno funcionamiento–. En esta época, entonces, asegúrate de eludir las prendas de encaje y seda.

#7 Se-que-dad

Los cuidados no terminan cuando terminas de lavarte tus partes: es fundamental que, después, las seques muy bien. Solo así vas a reducir al mínimo los riesgos de desarrollar infecciones o padecer hongos.

#8 Pis

Al mantener relaciones sexuales, es posible que algunas bacterias se introduzcan a tu cuerpo y lleguen a la uretra, que está conectada con la vagina, y provoquen todo tipo y color de infecciones. Para evitar que esto suceda y lograr que las bacterias salgan justo por donde entraron, es vital que hagas pis luego del encuentro.

#9 Preservativos

El uso de preservativo es muy recomendable para mantener los niveles de pH de tu vagina en completo equilibrio y así asegurarles un buen “hábitat” a las bacterias beneficiosas que viven en esa zona.

#10 Alimentos recomendados

Varios estudios han comprobado que el consumo de alimentos como el ananá y los arándanos mejoran el aroma de las secreciones vaginales. A su vez, otras investigaciones han sugerido que la ingesta de ajo efectiviza los mecanismos naturales que la vagina desempeña para mantenerse sana.