El duro "Código de Honor" del ejército de San Martín - Mendoza Post
Por: Mendoza PostJueves 17 Ago 2017

Se cumplen hoy 167 años del fallecimiento del General Don José de San Martín y para recordarlo, nada mejor que saber cómo mantenía a su ejército en orden.

El "Código de Honor" que debían seguir los soldados de la gesta sanmartiniana era concreto y los desmanes tenían consecuencias muy duras. En total son 41 reglas, pero hay algunas que sobresalen:

#1 Todo el que blasfemare del Santo nombre de Dios, ó de su adorable Madre, é insultare la religión, por primera vez sufrirá cuatro horas de mordaza atado a un palo en público por el término de ocho días, y por segunda vez, será atravesada su lengua con un hierro ardiente y arrojado del cuerpo

#9 El que indujere a riñas llamando en una pendencia el auxilio de la nación, tropa ó individuo, y los que auxiliaren, morirán igualmente.

Podían cortarle la lengua a quien blasfemare en contra de su religión.

 #11 Serán severamente castigados los que muestren desagrado a la fatiga; el cabo que tolera este delito, bajará a servir diez años de último soldado; el sargento que no lo evite, será castigado como si él fuese el reo.

#12 El soldado que entrase a murmurar, ó decir cualquier especie contra la subordinación y disciplina, sufrirá una carrera de baqueta, y la pena de muerte si es al frente del enemigo.

#14 El que levantare la mano a sus superiores, en cualquier lugar que sea, se le cortará la mano; el que abandonaré la centinela ó su puesto en una acción de guerra, ó frente al enemigo, será fusilado. El que abandonare la centinela en tiempo de guerra, tiene pena de la vida; el que la abandonare en tiempo de paz, irá a presidio por seis años. El que abandonare víveres, bagajes, hospitales y demás a que esté destinado, será castigado como desobediente.

"El centinela que se quede dormido será condenado a muerte"

#15 La centinela que duerme, deja el arma, se distrae, que permite que le mude otro que no sea su cabo, que no avisa la novedad que advierte, que roba estando en aquel servicio, será fusilado.

#20 La falta de puntualidad en acudir a su puesto, tiene pena de la vida al frente del enemigo; en campaña la misma ó baqueta según las circunstancias.

#25 El falsificador de sello ó moneda tiene pena de muerte, y el de firma, presidio o muerte, según el caso. La misma pena tendrá el que forzare mujer ó le robare.

#35 El que se embriague tendrá un mes de prisión, por primera vez; por segunda cien palos, y por tercera presidio, y advirtiéndose que la embriaguez a ninguno servirá de disculpa para que se le minore la pena.

Al final del texto, se puede leer la frase: "Sea honrado el que no quiera sufrirlas, la patria no es abrigadora de crímenes".