Imputan a Lobos y su esposa por enriquecimiento ilícito - Mendoza Post
Miércoles 9 Ago 2017Miércoles, 09/08/17 atrás
porRicardo Montacuto
Director Periodístico

La fiscal Susana Muscianisi imputará este jueves al ex intendente de Guaymallén Luis Lobos y a su esposa, Claudia Sgró, por enriquecimiento ilícito.

Esta causa es la primera que se abrió contra el ex mandatario y su pareja, luego de la investigación colaborativa y denuncia de la que participó el POST junto a los abogados Carlos Varela, Lucas Fallet, Pablo Moreno; y el concejal del FIT de Guaymallén, Federico Telera.

La imputación fue requerida por Muscianisi luego que Lobos y su mujer no pudiesen responder una justificación de sus bienes, pedida por la Fiscalía de Estado de la provincia. Esta nueva acusación es la cuarta contra el ex intendente por la investigación de los abogados y la sucesión de notas de este diario.Está acusado de fraude, administración fraudulenta, incumplimiento de los deberes de funcionario público, y ahora por enriquecimiento ilícito, finalmente, la consecuencia de todo el accionar delictivo de Lobos y sus funcionarios, cuando estuvieron al frente del municipio de Guaymallén entre 2013 y 2015.

Ver además: Así se enriquece un intendente

Sgró, su madre y Luis Lobos llegando a la fiscalía.

El ex intendente ya estaba imputado en varias causas. La primera vez, en noviembre de 2015 y un año después de la denuncia,  fue por el alquiler fraudulento de maquinaria y camiones para obras municipales, según quedó demostrado. Otra imputación -firmada por el fiscal Juan Bancalari- es en la causa por la "mucama ñoqui", la empleada doméstica de su suegra, María Estela Fernández, quien no sabía que era empleada municipal. El "Caso Fara", tal el apellido de la empleada doméstica, representa un ícono de cómo actuaba la banda: nombraron empleada a una mujer que no sabía que lo era, y la propia suegra de Lobos cobraba ese sueldo por el cajero.

Además de Lobos, en la causa de la mucama están imputada su esposa, su suegra y su sobrina, que era funcionaria de Recursos Humanos de la comuna.

La tercera imputación contra Lobos es por el caso Wanka, otro alquiler fraudulento en este caso por una planta de asfalto con precios y rescisiones de contratos estrafalarios, por obras que no se hicieron, o que se hicieron en parte. Los sobreprecios por el alquiler de esta máquina fueron de por lo menos el triple del valor de mercado.En este caso -denunciado por el abogado Alejandro Acosta-, están imputados funcionarios municipales, y también el empresario Cristian Núñez, y su padre Rodolfo Núñez, directores y dueños de Wanks. Núñez es además propietario de los desarrollos inmobiliarios Sol Andino, donde Lobos y su esposa y otros integrantes de la "cooperativa política" de Guaymallén, tienen terrenos.

Y en el resto de las causas también hay imputados funcionarios y empleados municipales de su gestión.

Génesis

El caso Lobos arrancó en diciembre de 2014, después de una investigación colaborativa de varios meses, en la que participaron este diario y un grupo de abogados, encabezados por Carlos Varela, más el concejal del FIT Federico Telera. 

El grupo presentó una batería de denuncias penales contra el ex intendente. La más importante —y la más pesada de todas— es la de enriquecimiento ilícito, por la que será imputado este jueves. El ex intendente y su esposa podrían enfrentar varios años de cárcel. 

Abogados y dirigentes del FIT, el día de la denuncia en 2014.

En medio de cambios políticos en la provincia, la causa Lobos fue derivando de fiscal en fiscal, ya sea por decisiones de la Procuración, por cambios en el formato del Ministerio Público, o por sucesivas impugnaciones a los fiscales que fueron tomando el caso. Primero lo tuvo Daniel Carniello un año hasta producir la primera imputación, después fue Juan Manuel Bancalari quien imputó a Lobos en dos casos más. Más tarde, estuvo semanas en manos de Santiago Garay hasta que recaló a principios de año en la Fiscalía de Delitos Económicos de Susana Muscianisi.

Esta última ordenó la causa, fue acomodando los expedientes, solicitó nuevos peritajes y finalmente decidió la imputación de Lobos y su esposa, Claudia Sgró, por enriquecimiento ilícito.

En la denuncia original, publicada por este diario,  se da cuenta de una enorme cantidad de bienes de Lobos y esposa, que eran imposibles de justificar con un sueldo de intendente. 

Entre los bienes del ex intendente, su pareja, familiares y allegados, figuran una verdadera mansión en un barrio privado de Guaymallén, autos de lujo, vehículos todo terreno de alta gama, terrenos en condominios privados, departamentos, tenencia de dólares, objetos de arte y grandes gastos de sumas en efectivo.

¿Lobos podrá ir preso?

La causa por enriquecimiento ilícito es la más importante de todas penalmente, porque es la que podría llevarlo a la cárcel. Las pruebas fueron documentadas en todos los expedientes, que finalmente la fiscal Muscianisi fue cruzando hasta que pidió a la Fiscalía de Estado intervención. El titular de este órgano de contralor, Fernando Simón demandó a Lobos y esposa para que justificasen la tenencia de bienes, pero no pudieron demostrar el origen del dinero con el que fueron adquiridos. Y por esa razón se decidió la imputación.

Según fuentes judiciales, las dos causas más avanzadas que podrían ser elevadas a juicio oral contra Lobos son el caso Wanka y el de la mucama ñoqui.

El ""Caso Lobos" marcó a fuego la política mendocina. En 2014 fue un shock. Seis meses después, Lobos perdió las elecciones en Guaymallén,  arrastrando al peronismo. Y luego comenzaron las imputaciones. En diciembre de 2015, la investigación periodística del caso fue reconocida por FOPEA, que lo incluyó entre los trabajos finalistas de ese año.