Greenpeace insiste: los desmontes provocan inundaciones - Mendoza Post
Por: Mendoza PostJueves 12 Mar 2015

Fue hace diez años, justo antes de que un desastre ambiental dejara expuestas sus griestas en Tartagal, justamente por la desaparición de la superficie forestal en la zona.

Según Greenpeace, las cifras que denuncian el desmonte en esas y otras provincias siguen creciendo sostenidamente a pesar de las leyes de protección de bosques y de las reglamentaciones no sólo como medida de conservación sino también, de prevención.

Si bien se ha producido un fenómeno de lluvias extremas, la conjunción de factores es potencialmente mortal. Y también es deber de los planificadores el de estudiar los regímenes de lluvias, sus cambios y sus consecuencias.

“Los bosques son nuestro paraguas y esponja natural, por lo tanto más desmontes es sinónimo de más inundaciones. Es necesario que tanto gobiernos como empresas cumplan en forma estricta la Ley de Bosques”, afirmó Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace.

Greenpeace pelea casi en soledad contra el desmonte

Santiago del Estero es la provincia con mayor deforestación del país en las últimas dos décadas y donde más se viola la Ley de Bosques: según datos oficiales, entre 1998 y 2007 se desmontaron 1.048.762 hectáreas; mientras que desde la sanción de normativa forestal nacional (fines de 2007) hasta fines de 2013 se deforestaron 623.848 hectáreas, de las cuales 320.231 hectáreas eran bosques protegidos.

En Córdoba, donde apenas quedan en pie 500.000 hectáreas de bosques nativos (el 4% de los originales), entre 1998 y fines de 2013 se desmontaron 292.790 hectáreas. Por su parte, en Santa Fe, que también perdió gran parte de sus bosques, se deforestaron 58.736 hectáreas durante el mismo período.