¿Por qué a Scola le dicen Ironman? - Mendoza Post
Por: Mendoza PostLunes 9 Mar 2015

Luis Scola tiene un físico privilegiado. El argentino prácticamente no sufre inconvenientes físicos, y las pocas veces que se lesiona disfruta de una recuperación rápida y sin secuelas.

El dato es notable: Scola complicó sin ausencias 5 de las 8 temporadas que lleva en la NBA, jugando 277 partidos consecutivos.

Esta situación ha llevado a que sus compañeros de Indiana Pacers, en la NBA, lo llamen "Ironman" (el hombre de hierro, en honor al superhéroe de Marvel).

La fortaleza física del basquetbolista, según él mismo le contó a la agencia DPA, radica en el buen hábito de la alimentación. "Durante mucho tiempo no tenía ni idea y, de repente, por culpa de una lesión y una mala racha física, empecé a interiorizarme en otras formas de alimentarme y me di cuenta de que había muchas cosas que no sabía sobre la comida. Aprender eso me hizo tomar decisiones más inteligentes", aseguró el hombre nacido en Floresta, Buenos Aires.

Este es Ironman, el hombre de hierro.

"A mí me gusta jugar, quiero estar sano la mayor cantidad de partidos posible y me preparo para jugar todos los partidos. Lo que es la estadística en sí no me hace ninguna diferencia" agregó, aunque aclaró que su objetivo no está en el número, sino en la calidad: "No me importa la cantidad de partidos que puedo jugar consecutivos, sino que pueda jugar la mayor cantidad de partidos posibles al final de mi carrera. Si son consecutivos o no, es irrelevantes".

Scola, de 34 años y 2,06 metros de estatura, es un activo consumidor y difusor de comida sana. Utiliza su cuenta de Twitter (@LScola4) para concientizar a sus seguidores al respecto:

Scola: "Me fui interiorizando en el tema y descubrí cosas muy importantes sobre la alimentación, como la ética detrás de la producción de comida y la salud a nivel general en esta ola de productos genéticamente modificados".

En la entrevista, el ex Houston Rockets y Phoenix Suns, entre otros, criticó la falta de conocimiento sobre los alimentos. "Muchísima gente no lo sabe que es la comida genéticamente modificada, y sin embargo la consumimos todos los días durante los últimos 20 años. Evidentemente la gente no sabe y eso es parte del problema", aseveró. 

"Tenemos derecho a exigir también que lo que se produzca se haga con ética y con moral".

Si querés leer la entrevista completa, hacé click acá.