Sábado 20 May 2017Sábado, 20/05/17 atrás
porMariana Gil
Weddings

Pablo Vilaltella (35) vino a Mendoza para ver al equipo de sus amores River que jugaba contra Godoy Cruz, el 15 de octubre del 2010.  Al otro día, fue a pasear por los bares de la Arístides y en Parapithecus se cruzó con la mendocina Vanesa Gabriela Riquelme (30).

Allí comenzó esta historia de amor, que pesar de la distancia la relación continúo con llamadas, mensajes y chats a través del messenger por unos meses.

Luego, ellos empezaron a viajar para poder verse y en una de esas escapadas, decidieron apostar al  amor y vivir juntos, a tan solo 5 meses de  aquel encuentro.

"Mi corazón latió muy fuerte al verlo pasar detrás de mi. La conexión que tuve fue inexplicable,  jamás había sentido eso", contó Vane sobre ese primer día que sus vidas se cruzaron.

Y Pablo, agregó : "me gustó su sonrisa de par en par, su mirada directa y determinación de que teníamos que estar juntos ese mismo día que nos conocimos".

La idea de casamiento fue un tema de conversación desde los primeros años de noviazgo porque la conexión entre ellos fue muy fuerte, pero  decidieron confirmar su amor con el casamiento un día mientras charlaban en el auto y pensaron en su pequeña hija. 

“Pablo es muy romántico, cariñoso, divertido, alegre, siempre haciendo payasadas en los momentos que no estoy de humor”, confesó ella.

“Vane tiene devoción por los niños, es frontal, apasionada, creativa, positiva”, afirmó él.

El día de la boda se celebró junto con el bautismo de su  hija Zoe con tres meses, el 26 de febrero en la Parroquia San Vicente Ferrer.

“Todo salió como lo planeamos gracias al apoyo mutuo, de nuestras familias y amigos. La fiesta fue en La Juana donde celebramos con una decoración hippie chic, junto a nuestros seres queridos. Somos una pareja que se basa en el amor, el diálogo y el apoyo mutuo”, confesaron los flamantes esposos.

Lo que van a aguantar:

De Pablo la pasión que tiene por River, el cambio de humor, entre otras cosas.

De Vane los finales de las botellas dejados en la heladera, sus pedidos al acostarme por ejemplo: "gordo alcánzame un vaso de agua fresca" .

Deseos de la pareja

Un hermanito para Zoe, vivir en un ambiente más natural, seguir siendo felices y estar juntos para siempre.

Mas fotos en www.gustavosavelli.com