Un informe cuenta los motivos de la devaluación del fútbol argentino - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMartes 3 Mar 2015

El fútbol argentino es objeto de estudio en todo el mundo. Así lo muestra un informe publicado en El Economista de México que fue replicado por El País de España. En el mismo, Eduardo Hernández Castro explica, números mediante, los motivos que causan que el fútbol argentino se devalúe año tras año.

El periodista basa sus explicaciones en las exportaciones de jugadores jóvenes a las ligas más importantes de Europa por valores bajos pero que siempre son bienvenidos en clubes con arcas destruidas.

"Sabemos que Argentina necesita de esas ventas para seguir subsistiendo, es la cruda realidad", aseveró Diego Milito, hoy en Racing pero con una vasta experiencia en Europa.

Uno de los casos que cita Hernández Castro es el de Leonardo Suárez, ex jugador de Boca que con sólo 58 minutos en la Primera del Xeneize fue vendido a Villarreal de España por un poco más de 2 millones de dólares. El club presidido por Angelici no tuvo la capacidad (o la intención) de retener a un futuro crack que ya había enamorado a todos en la Sub 15 de Argentina.

El fútbol de nuestro país siempre alimentó a los poderosos de Europa, pero en los últimos cinco años supera claramente a la otra potencia mundial de América, Brasil, según continúa detallando el artículo. 

Suárez no llegó a jugar 90 minutos en la primera de Boca que fue vendido a Villarreal por más de 2 millones de dólares.

En el 2014, Argentina vendió por 228 millones de dólares. De ese total, el 82,5% fueron a las principales ligas de Europa (España, Italia, Inglaterra, Alemania y Francia).

La fría realidad de los números también marca un dato relevante: la edad de los jugadores vendidos va decreciendo y la ventas se realizan por menos dinero. O sea, se van más jóvenes y se venden más barato. El círculo vicioso indica que, incluso los equipos más poderosos de Argentina, deben vender antes que pensar en refuerzos. Una cosa depende de la otra.

Vender jugadores al exterior también implica una cláusula de ingreso en futuras ventas. Eso también ilusiona a los clubes con que sus jugadores continúen evolucionando y representando dinero a futuro. Por eso Luciano Vietto (foto superior) le significará a Racing el 20% de la transferencia cuando Villarreal acepte la oferta de un club con mayor poder económico, como por ejemplo Tottenham de Inglaterra, que ofreció hasta 25 millones de dólares por el jugador. Y más: su ex compañero en la Academia, Rodrigo de Paul, le daría al club de Avellaneda un 10% de ganancias en un eventual traspaso de Valencia a otro club. 

Ese es otro motivo por el cual no se duda a la hora de vender jugadores que aún no terminan de madurar y aún no explotan.

El caso Ángel Correa desnudó que a no siempre las ventas precoces son adecuadas

El jugador de San Lorenzo fue vendido a Atlético de Madrid con una afección cardíaca que lo tuvo al borde del retiro.

En este caso, San Lorenzo y Atlético de Madrir decidieron compartir riesgos, por el eso el Ciclón sólo vendió el 60% del pase del jugador, que estuvo a punto de abandonar la actividad.

Conclusiones

Lo concreto es que la calidad técnica del fútbol argentino decrece año tras año por la rápida venta a Europa de los jugadores potencialmente buenos, a partir de una necesidad que tienen los clubes de vender rápido para paliar sus heridas económicas, quedándose en algunos casos con la duda si esos jugadores hubieran necesitado más maduración en Argentina para explotar completamente y significar una venta superior. Pero el dinero, junto con la paciencia, es lo que falta en los clubes de Argentina.