Inseguridad, cortes de luz y pocas ventas por las obras en Av. San Martín - Mendoza Post
Miércoles 22 Mar 2017
porMauro De Bento
Periodista

La situación para los vecinos y comerciantes de la zona es insostenible. Ya pasaron más de dos meses desde el comienzo de las obras en la Avenida San Martín entre las calles P.J. Ortiz y San Luis en Las Heras y los avances son pocos. 

Estas casi 3 cuadras se encuentran cortadas y no pasan autos. Esto genera inseguridad, cortes de luz y una disminución de ventas de aproximadamente un 40% y un 50%. Estas son algunas de las denuncias que los vecinos y dueños de los locales hicieron cuando el Post fue a la zona. 

La zona afectada.

Sebastián, uno de los dueños de un local de ventas de colchones le contó a este diarios que "la obra comenzó a fines de enero y supuestamente van a estar hasta mayo. Yo estoy buscando otro trabajo porque las ventas no levantan".

Además agregó que "por las obras, levantaron los palos de luz y esta calle se convirtió en una boca de lobos. Con los comerciantes nos pusimos de acuerdo para abrir y cerrar el negocio al mismo tiempo porque es muy peligroso". 

Más testimonios 

Miriam, dueña de un almacén de la zona dijo que "la venta de la noche se murió, los taxistas me compraban permanentemente y ahora no. Lo que yo vendía de cigarrillos y cerveza a la noche no lo vendo más porque esta zona es muy oscura y la gente no pasa por miedo". 

Por otro lado el Post habló con Diego, dueño de una bicicletería  y dijo que  "por las obras, en estos dos meses las ventas afectaron a mi negocio un 30%".  "Yo trabajo hace 20 años en este lugar y nunca había pasado esto, además los robos por la zona aumentaron". 

"Las obras afectaron un 30% mis ventas"

La situación hoy

Los cortes de luz hacen que la gente no pase porque es peligroso circular por una calle que está totalmente oscura de noche y sumando el corte de tránsito, hace que las ventas bajen abruptamente y los negocios sufran por estas obras. 

Desde la Municipalidad le comunicaron a los vecinos que no van a tener que pagar el impuesto municipal durante un año, esto a los vecinos les parece poco. 

La lluvia hace que el trabajo sea más lento. 

¿Qué dicen los inspectores de la municipalidad?

El Post logró hablar con uno de los inspectores de la zona, el Ingeniero Viñas quien manifestó que "la obra es complicada, estamos trabajando con caños de cloacas, agua y gas. Hasta ahora se renovaron todos los caños, por eso el trabajo es lento".  

  Después de los trabajos con los caños, falta el adoquinado en la calle.  

 "La obra completa estará terminada a principios de junio, siempre dependiendo de los inconvenientes que tengamos" expresó el inspector.

Y por último agregó que "el bandalismo  y las lluvias hacen que la obra sea más lenta. Hace poco rompieron un caño de agua y sumado a las lluvias  la obra se atrasa siempre entre 3 y 4 días". 

Se sigue trabajando en la zona.