La Lepra fue goleada en casa y se complica su futuro - Mendoza Post
Por: Mendoza PostSábado 18 Mar 2017

Pese a que tuvo fecha libre durante la semana, el balance para Independiente Rivadavia fue más que negativo por el triunfo de varios rivales directos en la lucha por no descender. Por eso, la esperada presentación del equipo de Astudillo en el Gargantini y ante Brown de Adrogué tomaba aún más importancia.

Un cachetazo difícil de asimilar para la Lepra

Esa necesidad se tradujo en un arranque frenético de Independiente que primero pudo marcar con Sosa y luego Navas desperdició una chance inmejorable de abrir el marcador. Brown logró inquietar con alguna pelota parada que caía en el área de Aracena.

A ambos les faltaba puntería al pisar el área, Chávez pudo marcar para la visita pero su remate se fue cerca del palo, mientras que Martín Ríos le ahogó el grito de gol a Cardozo y luego Sosa la tiró afuera. Curuchet la tuvo en una de las últimas del primer tiempo pero no logró definir con precisión.

Encina intentaba ante la marca

El segundo tiempo iba a empezar de la peor manera para Independiente porque a los cinco minutos, una buena combinación por izquierda de Brown terminó en un centro que encontró solo a Grbec en el segundo palo que marcó el 1 a 0 de cabeza.

Para colmo de males, a los diez minutos de juego Chávez habilitó a Grbec en el área, la jugada se ensució pero le quedó a Nieto que solo tuvo que sentenciar el 2 a 0 para desazón de los hinchas leprosos.

La desesperación se apoderó de Independiente y a los veinte iba a llegar el 3 a 0. Un pelotazo largo le llegaba a Aracena que quiso jugar con la cabeza cometiendo un blooper ridículo que  le permitió a Grbec marcar el tercero ante un arco vacío.

A Independiente no le salió una

El resto del partido fue una tortura para Independiente que estaba más cerca de recibir el cuarto que de descontar y el cuarto iba a llegar. Chávez , la figura del partido, tocó con Maidana que desde afuera del área remató y la pelota se metió cerca del palo de Aracena. El desastre estaba consumado.

La goleada, sumada a las victorias de los rivales directos durante la semana dejan a Independiente hundido en la zona de descenso de los promedios y en una situación muy comprometida. Este viernes tendrá revancha en casa ante Brown de Puerto Madryn.

La gente, como siempre, acompañó

Las caras lo dicen todo

No tuvo una buena tarde Aracena

La bronca de Astudillo

Dolci se va muy enojado

Alegría visitante