Fue a Movistar por un reclamo y golpeó a un empleado - Mendoza Post
Post: Mendoza PostJueves 26 Feb 2015Jueves, 26/02/15 atrás

Un joven que se desempeña en la oficina central de Movistar en la ciudad de Neuquén fue golpeado al salir de su trabajo por un cliente de la compañía, que horas antes había ido a hacer un reclamo y fue retirado del local por la policía.

Movistar asegura que fue en un hecho aislado.

Los empleados de la oficina central de la empresa Movistar en la ciudad de Neuquén decidieron no abrir las puertas este jueves a modo de protesta debido a la salvaje agresión que sufrió el miércoles uno de los trabajadores del local.

Fuentes de Movistar señalaron que la conducta del cliente "es inaceptable" y que el departamento de legales está analizando el caso para tomar las medidas pertinentes. "Se trata de un hecho aislado, que no ocurre siempre", recalcaron.

Desde la compañía indicaron que "se están llevando a cabo todas las medidas pertinentes para que la oficina central de Neuquén funcione con normalidad en el horario de la tarde".

Esto pegaron en la puerta del local.

"Se trata de un hecho de violencia inaceptable que la compañía lamenta y repudia. Hemos tomado las medidas legales correspondientes a este hecho y hemos dispuesto toda la colaboración y apoyo en la recuperación del empleado asegurando la normal atención de los clientes", reiteraron desde la compañía al portal minutouno.com.

El hecho ocurrió a la tarde cuando el joven se retiró de la oficina para ir a su casa y fue increpado por dos hombres que lo agarraron de espaldas y lo golpearon salvajemente. El joven fue atendido en el hospital y sufrió desviación nasal y traumatismo en los pómulos. Ese mismo día, una de las personas habría protagonizado incidentes en la oficina de Movistar cuando el empleado lo atendió por un trámite.

Según relataron a los diarios La Mañana de Neuquén y www.rionegro.com.ar, los incidentes comenzaron cuando el cliente acudió a hacer un reclamo. En ese momento, se lo derivó a otro agente para que finalice su trámite, pero el hombre se negó y comenzó a insultar al empleado. La policía lo retiró del lugar, pero la persona habría continuado insultando desde la calle.

A modo de reclamo, los empleados decidieron no abrir la sucursal este jueves y se apostaron en la entrada junto a personal del Sindicato de Comercio. "Por culpa de una persona que no se supo comportar decidimos no abrir. Pedimos disculpas a la gente porque algunos entienden que estamos con la sala llena todo el tiempo corriendo".

En la película "Un día de furia" con Michael Douglas hay una escena semejante.