Testigos confirmaron la identidad de los autores del robo a Mirtha - Mendoza Post
Por: Mendoza PostJueves 16 Mar 2017

 Dos testigos confirmaron este jueves la identidad de los autores del robo de las joyas a Mirtha Legrand en 2010 que habían sido señalados a través de un anónimo que recibió la fiscal del juicio oral, informaron fuentes judiciales.

La jueza Ana Dieta de Herrero continuó hoy con el debate unipersonal que se le sigue a Lina Rosa Díaz -ex empleada de la damnificada- Jorge Petrak y Orlando Jiménez -esposo e hijo, respectivamente de la mujer.

Fuentes judiciales informaron que la testigo Vanesa Rave, pareja del fallecido Marcos Andrés Berón González, declaró hoy que en una conversación el hombre la admitió haber sido "la cabeza del robo" a la casa de Legrand.

“Me dijo que quién les había entregado el trabajo a ellos era la sirvienta de Mirtha”, afirmó la mujer ante la jueza del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 25 porteño.

Este testimonio ocurrió luego que el lunes último la fiscal Dafne Palópoli manifestara que el viernes al mediodía una persona se presentó en su oficina y dejó un sobre de papel madera.

La representante del Ministerio Público abrió el mismo delante de sus empleados y halló una foto con un texto que identificaba a dos personas: Marcos Andrés Berón González y Maximiliano Castany.

“De acuerdo al escrito, ambos ya habrían fallecido pero sus parejas estarían al tanto del robo de las joyas”, señaló la Procuración al dar a conocer la noticia en su página web.

En ese marco, Rave dijo en la audiencia que siempre supo que Berón González, asesinado a balazos en 2011, robaba y solía tener muchos autos y plata.

Si bien aclaró que generalmente no le contaba sobre sus actividades, la mujer recordó una conversación que tuvo luego de diciembre de 2010, donde él le admitió lo sucedido “por si le pasaba algo”.

“Me contó que habían hecho un trabajo grande, que había organizado todo y que había conseguido que la empleada le diera la llave”, rememoró.

Ante preguntas de la fiscal Palópoli, la testigo manifestó haber escuchado una conversación telefónica de Berón González, con quién tuvo tres hijos, en la que decía que tenía problemas para reducir “las joyas de la vieja”.

Después de eso, le admitió que tenía dificultades y que, en un allanamiento, le habían encontrado a alguien un objeto que pertenecía a Legrand.

Según las fuentes, en el anónimo recibido por la fiscalía también se hacía referencia a la damnificada como “la vieja”.

“No hablé antes por miedo, mi vida es muy diferente a la que él llevaba”, expresó la mujer, quien puntualizó cual era “el núcleo duro” de su ex: su novia en ese momento, su amigo Castany y la pareja de éste.

Además, Rave aclaró que después de la muerte de Berón González los que manejaron todos los bienes de la familia fueron la novia, el padre y la hermana.

De acuerdo a su testimonio, el hombre cambiaba de celulares casi todos los meses porque creía que los tenía “pinchados” y que, en el último tiempo, tenía miedo que lo mataran.

“El viernes antes de la muerte me dijo que había visto una casa en Avellaneda para dejarle a nuestros hijos y que tenía la plata en el baúl del auto”, concluyó.

En tanto, Laura González, ex pareja de Castany, dijo que a éste lo mataron hace tres años y que nunca se esclareció quién fue.

“Él estaba muy nervioso cuando me dijo que había participado del robo a Mirtha Legrand y que las llaves se las habían dado desde adentro, alguien de la casa de la señora”, rememoró.

Según la mujer, después de esa confesión lo echó de la casa, aunque continuaron con idas y vueltas su relación y unos meses después, le comentó otro episodio: “Me contó que se encontró con su abogado; era por algo que había salido en la televisión con respecto al robo y tenía miedo”.

Tras sus declaraciones, la fiscal Palópoli le solicitó a la magistrada que ambas testigos reciban custodia, lo cual fue concedido por la jueza Dieta de Herrero que pasó a un cuarto intermedio hasta el jueves 23 de marzo.