Admitieron un aporte "irregular" de Odebrecht a la campaña de Santos - Mendoza Post
Por: Agencia TélamMiércoles 15 Mar 2017

El gerente de las campañas electorales que consagraron a Juan Manuel Santos presidente de Colombia en 2010 y 2014 admitió hoy que la primera fue financiada en parte con un aporte "irregular" de la constructora brasileña Odebrecht pero sin que el mandatario tuviera "conocimiento" de esas maniobras.

"Eso es una realidad y lo tengo que decir honestamente, fue una operación irregular, y la campaña la tendrá que aceptar, y lo va a aceptar", afirmó Roberto Prieto en una entrevista con Blu Radio en la que subrayó que el presidente "no tuvo nada que ver" con lo sucedido.

"No autoricé ni tuve conocimiento de esas gestiones, las cuales se hicieron en directa violación de las normas éticas y de control que exigí se impusieran en la campaña", afirmó Santos en un video que publicó esta tarde en su cuenta de Twitter.

Santos sospechado de maniobras ilegales

Prieto fue citado por primera vez en el escándalo de los sobornos de Odebrecht en Colombia por el ex senador Otto Bula, detenido el mes pasado, quien en una declaración ante la Fiscalía explicó que de los 4,6 millones de dólares que recibió como coimas de la constructora, un millón de dólares tenía como destino al gerente de la campaña para la reelección de Santos en 2014.

Sin embargo, Prieto negó tajantemente esa versión y dijo que lo "irregular" ocurrió en la campaña de Santos en 2010, a la cual entró en la recta final, según consignaron las agencias DPA y EFE.

"¿A quién le cabe en la cabeza que Odebrecht me va a entregar un millón de dólares dándole la mano a Otto Bula? Nunca me he sentado con un delincuente ni sospechosamente delincuente", afirmó.

Pero sobre la campaña de 2010, manifestó: "El comité financiero tiene que salir a aceptar que desde la génesis eso (el dinero de Odebrecht) fue irregular y que hicimos quedar mal al presidente".}

La empresa está sospechada del pago de sobornos también en la Argentina

El empresario reconoció que fue irregular tanto aceptar dinero en 2010 de una empresa extranjera, porque eso viola el código electoral, así como recibir dinero de una empresa privada y además no poner esas contribuciones en los libros de contabilidad de la campaña.

Dijo también que cuando él llegó a la campaña de Santos, en mayo de 2010, ya el dinero de Odebrecht había entrado para el pago de dos millones de afiches del entonces candidato.

"Yo ordené los afiches operativamente, la plata salió de Odebrecht, ya quedó claro, yo eso no lo niego", dijo Prieto.

Añadió que lo que no puede aceptar es que "el costo político lo pague el presidente porque él nada tuvo que ver con temas de dinero, él se dedicó a su tema político", y definió a Santos como "un hombre sin tacha".

Prieto aseguró que el aporte irregular de Odebrecht ocurrió cuando el gerente de la campaña era Santiago Rojas, a quien reemplazó en el cargo poco después.

Rojas, actual jefe de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, sostuvo que esos recursos no le fueron reportados mientras él fue el gerente de la campaña y también desvinculó a Santos.

"Quiero recalcar que el presidente Santos no tuvo injerencia en el manejo de los recursos de la campaña y que fue enfático, como lo ha sido siempre, en ordenar que todas las operaciones se hicieran con los más altos estándares éticos", dijo Rojas.

"Lamento profundamente y pido excusas a los colombianos por este hecho bochornoso que nunca ha debido suceder y del que me acabo de enterar; esta violación de las normas de la campaña no supone, ni puede suponer, que se deriven hechos de corrupción en mi gobierno, advirtió Santos.

El mandatario remarcó que las autoridades deben "sancionar a los responsables de cualquier acto de corrupción".

El viernes último el sitio web de la revista Semana había anticipado que Odebrecht entregó 400.000 dólares a la campaña de 2010 de Santos para la elaboración de dos millones de carteles con la imagen del candidato.

El contrato fue entregado a la compañía panameña de publicidad Impressa Group Corp, de propiedad de María Fernanda Valencia y su entonces esposo, Félix Otto Rodríguez, según Semana.

Tanto Valencia como Rodríguez fueron llamados por la Fiscalía para declarar por su presunta vinculación en el caso de corrupción de Odebrecht en Colombia.

De acuerdo con el informe de la revista, en su próxima declaración Valencia facilitará los datos que tiene acerca de la campaña de Santos en 2010 y los presuntos vínculos con Odebrecht.

Por el escándalo de los sobornos de Odebrecht, la Fiscalía ordenó los arrestos de Bula; Gabriel García Morales, quien fue viceministro de Transporte durante la presidencia de Álvaro Uribe; el ejecutivo Andrés Cardona, y los empresarios Enrique y Eduardo Ghisays.

También investiga a Gina Parody y Cecilia Álvarez, que fueron ministras de Educación y de Transporte de Santos.

Asimismo, el Consejo Nacional Electoral investiga las dos campañas electorales del actual mandatario y la de su principal adversario en 2014, Oscar Zuluaga.