Apareció el publicista que era intensamente buscado en Puerto Madero - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMartes 14 Mar 2017

 Juan Manuel Ferrari, el publicista que había desaparecido hace una semana cuando salió de su oficina en el microcentro porteño, apareció hoy ileso en la provincia de Entre Ríos y le contó a su abogado que fue víctima de un robo, informaron fuentes judiciales y policiales.

Esta tarde, Alejandro Sánchez Kalbermatten, el letrado de Ferrari (50), se comunicó con el fiscal de la causa, Adrián Pérés, y le dijo que su cliente lo acababa de llamar por teléfono para avisarle que se encontraba en la ciudad entrerriana de Concordia.

Fuentes judiciales informaron a Télam que el abogado adelantó que el publicista le contó que había sido víctima de un robo cuando se encontraba en la ciudad bonaerense de Chacabuco y que a raíz del hecho quedó tan consternado que vagó a bordo de su camioneta hasta que el sábado último se dio cuenta de que lo estaban buscando.

Ante esta situación, el fiscal Pérés le dijo al letrado que le indicara a Ferrari que se presentara de inmediato en la comisaría más cercana para dar su versión de lo ocurrido y así acreditar su identidad y ubicación, dijeron los informantes.

Juan Manuel Ferrari.

Horas después, personal de la Delegación Concordia de la Policía Federal Argentina (PFA) se contactó con el publicista en un hotel ubicado en el ingreso a la ciudad de Federación, unos 63 kilómetros al norte de donde llamó a su abogado.

Tras confirmar que se trataba de la persona buscada, los investigadores esperan que en las próximas horas Ferrari brinde una declaración testimonial sobre lo ocurrido.

El publicista se limitó a decir que "tuvo muchos problemas."

“Aparentemente sufrió una privación ilegítima de la libertad seguida de robo. No está muy claro todavía si fue un secuestro”, explicó esta tarde a la prensa el abogado Sánchez Kalbermatten, antes de viajar desde Buenos Aires a Entre Ríos.

“No me dio detalles. Tenía la voz como cansada. Me dijo que había tenido muchos problemas y lloró por teléfono”, indicó el letrado, quien agregó que Ferrari le llegó a comentar que había pasado “cuatro o cinco controles policiales en la zona de Entre Ríos y que nadie lo detuvo” a pesar de que su camioneta tenía pedido de secuestro.

Los investigadores habían perdido el rastro del publicista en Chacabuco, donde quedó grabado por cámaras de seguridad saliendo de la casa de su madre el lunes pasado a las 15.45 y a bordo de la Volkswagen Amarok patente JQC 230 que le había prestado un amigo mecánico.

Misterio en torno a lo que le sucedió a Ferrari.