Escocia quiere otro referéndum para independizarse del Reino Unido - Mendoza Post
Por: Mendoza PostLunes 13 Mar 2017

 La ministra principal del Gobierno escocés, Nicola Sturgeon, anunció hoy que la semana próxima pedirá la aprobación del Parlamento regional para celebrar un segundo referéndum sobre la independencia de Escocia entre el otoño de 2018 y la primavera de 2019. 

En una rueda de prensa en Bute House, su residencia oficial en Edimburgo, la líder escocesa señaló que debe "actuar" antes de que sea "demasiado tarde", debido al "muro de intransigencia" que le plantea el Gobierno de la conservadora Theresa May ante el Brexit, la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE). 

"Escocia se enfrenta a una enorme encrucijada", dijo Sturgeon, que lidera el Partido Nacional Escocés (SNP, según las siglas en inglés), horas antes de una votación clave en el Parlamento británico que podría permitir a May solicitar formalmente el Brexit mañana martes. 

"En mi opinión, es importante que Escocia pueda ejercer el derecho a elegir nuestro propio futuro cuando las opciones estén más claras que ahora, pero antes de que sea demasiado tarde para decidir nuestro propio camino", agregó. 

La idea es hacerlo en 2018 o 2019.

Sturgeon ha urgido a May a encontrar una fórmula que permita a Escocia mantener los beneficios del mercado único de la UE si, tal como se prevé, Reino Unido lo abandona también al salir del bloque (el llamado "Brexit duro"). Más del 60 por ciento de los escoceses votó a favor de permanecer en la Unión Europea en el referéndum celebrado en junio pasado.

 "A punto de activar el Artículo 50, no solamente no hay un amplio acuerdo en Reino Unido sobre cómo seguir adelante, sino que el Gobierno británico no se ha movido un ápice en dirección a concesiones y acuerdos", detalló, según las agencias de noticias EFE y DPA.

La ministra principal precisó que la semana próxima pedirá al Parlamento autónomo escocés que le autorice a solicitar la llamada "Orden 30" del Parlamento de Londres, que, si es concedida, permitiría convocar ese segundo referéndum, tras el celebrado el 18 de septiembre de 2014.

"Tomaré las medidas necesarias para asegurarme de que Escocia tenga elección al final de este proceso, la elección de seguir a Reino Unido en un 'Brexit duro' o convertirse en un país independiente que sea capaz de conseguir una asociación real de iguales con el resto del Reino Unido y nuestra propia relación con Europa", concluyó.

La líder del SNP argumentó que el pueblo de Escocia debe poder elegir entre convertirse en una nación independiente o "el Brexit' duro" que promueve May, que ya ha dicho que quiere dejar completamente la UE, incluido el mercado único.

Quieren una segunda oportunidad para el "Brexit".

El pasado 3 de marzo, May arremetió contra el SNP de Sturgeon en un discurso en el congreso del Partido Conservador escocés, cuando la acusó de "descuidar" las necesidades primarias de la región en favor de su objetivo secesionista.

En un duro mensaje, la dirigente conservadora advirtió al gobierno independentista escocés de que "la política no es un juego" y lo acusó de estar "obsesionado" con promover la independencia de la región. 

 El SNP sostiene que tiene "un mandato democrático de acero" para convocar un nuevo referéndum de independencia pues en su manifiesto electoral de 2016 incluyó que se plantearía esa opción si "Escocia es sacada de la Unión Europea contra su voluntad".

Quieren promover la independencia de la región.

Una encuesta de Ipsos Mori del 9 de marzo mostraba una división del 50% a favor y en contra de la independencia, aunque, cuando se tenía en cuenta a los indecisos, ganaba por poco la permanencia en el Reino Unido, con un 51 frente a un 49%. 

Si, como es de esperar, el Parlamento regional escocés apoya su plan de negociar un nuevo referéndum con el Gobierno de May, la primera ministra británica tendría que presentar una ley para ello en el Legislativo de Londres, que es el que tiene la última palabra. Y no está nada claro que vaya a aprobarlo. En el pasado, la jefa de Gobierno conservadora ha dicho que se opone a una segunda consulta.