Un deja vu de 2015 - Mendoza Post
Lunes 13 Mar 2017
porWalter Vargas (*)

De los seis que encabezaban la tabla de posiciones perdieron cuatro y ganaron dos, el puntero Boca y el escolta San Lorenzo, los mismos que en 2015 lucharon palmo a palmo por la conquista del primer campeonato de 30 equipos jugado con el sistema de todos contra todos.

Los dos vienen de sufrir pérdidas sensibles (Boca a Carlos Tevez y San Lorenzo a Sebastián Blanco y Martín Cauteruccio), del mismo modo que no dejan de ser los dos, o por lo menos dos de los tres que disponen de mayor cantidad de variantes y de mejor recambio.

La fecha 15ta., tantas veces postergada y desarrollada casi tres meses después de la fecha 14ta., por un lado confirmó el gran poderío ofensivo de Boca, que en el primer tiempo sufrió con Banfield y después resolvió su compromiso con solvencia; y por otro lado propició la recuperación de San Lorenzo, vencedor de Belgrano con lo justo y urgido de un bálsamo tras la pesadilla copera que había sufrido en Río de Janeiro.

De esa manera el Xeneize mantuvo la luz de tres puntos que lo separa del equipo dirigido por el tan cuestionado Diego Aguirre y agrandó la brecha a seis de Newell’s, a siete de Estudiantes y Banfield y a ocho de Lanús.

Newell’s cayó en Florencio Varela a manos del revitalizado Defensa y Justicia que orienta Sebastián Beccacece, avanzado discípulo de Jorge Sampaoli, en tanto lo de los platenses ya es un caso de diván psicoanalítico: marcaron el rumbo hasta la décima fecha y desde entonces se desintegraron como el casete de Misión Imposible: un punto sobre 15 en el contexto de una pasmosa fragilidad.

También Lanús pasa por momentos de turbulencia, puesto que entre semana había tenido un opaco debut en la Libertadores con derrota incluida ante Nacional de Montevideo, aunque desde luego sería disparatado deducir una crisis en tiempos signados por las mieles de la brillante coronación en la Supercopa Argentina, además de los dos torneos ganados en 2016.

Así y todo no deja de llamar la atención la comodidad con que Lanús fue aplastado por Racing, que pese a la lesión de Lisandro López puede ufanarse de disponer de un grupo de delanteros competentes: Gustavo Bou, desde luego, también el reinsertado Brian Fernández y sobremanera Lautaro Martínez, que a los 19 años se mueve en el área con una soltura que cientos de atacantes no llegan a alcanzar ni en una carrera completa.

La mitad del campeonato ve a Racing -ahora con Diego Cocca- a diez puntos de Boca, a tres de una hipotética clasificación a la Libertadores 2018 y uno por delante de River y Unión, que empataron sin goles en el Monumental.

A despecho de la circunstancia polémica de la pelota que enviada por Ignacio Fernández se estrelló en el travesaño, picó y pudo haber sido gol, pero ni el árbitro ni el juez de línea lo convalidaron, River jugó un partido flojo, tibio, blando, volvió a desnudar falencias en la gestación de oportunidades de convertir y encima para salvar un punto dependió de una gran actuación de Agustín Batalla.

Según Marcelo Gallardo, no tiene motivos para la intranquilidad, juzga que sólo se trata de acumular horas de competencia oficial y de soltura. Sin embargo da toda la impresión de que su plantel padece el mal del desequilibrio: tiene varios delanteros buenos y pocos creativos capaces de alimentarlos.

La fecha 15 del campeonato argentino entregó también la victoria de Patronato ante Arsenal, la de Temperley contra Tigre (¿será fiable el runrún de la posible salida de Pedro Troglio?), la de Gimnasia sobre Quilmes, la de Atlético Tucumán versus Sarmiento y una que tuvo ese condimento que un diario español llamaría “morbo”: ahora conducido por Lucas Bernardi, un emblema de Newell’s, el Tomba mendocino dio un golpe de escena en el Gigante de Arroyito y malogró el debut de Paolo Montero como DT de Rosario Central.

Entre los equipos que se hicieron del oxígeno indispensable, además de Temperley, destacaron Vélez por haberle ganado a Estudiantes y Huracán por haberse traído los tres puntos que hubo en juego en San Juan merced a un gol del chiquilín Norberto Briasco.

Habida cuenta de la postergación del partido con Talleres, el debut de Ariel Holan al frente de Independiente se producirá el fin de semana próximo contra San Martín de San Juan en el Libertadores de América.

(*) Especial para Mendoza Post