Un fondo buitre "rescatará" una firma emblemática mendocina - Mendoza Post
Sábado 11 Mar 2017
porChristian Sanz
Secretario Gral. de Redacción (click en autor)

Seis años de duros vaivenes económicos han complicado a la mítica empresa de alimentos en conserva con sede en Mendoza, Alco-Canale, a cargo de la familia Carballo

El clan propietario de Industrias Alimenticias Mendocinas S.A. (Iamsa) no habría planeado correctas estrategias de inversión ni de mantenimiento de las operaciones. Ahora, un fondo buitre analiza la compra de la tradicional marca de conservas enlatadas. Un dato no menor: para los trabajadores y el Gobierno parece ser una buena noticia

El fondo de inversión en cuestión es Greylock Capital Management LLC, uno de los más antiguos del mundo, ex tenedor de bonos argentinos en default y segundo acreedor de Industria Metalúrgica Pescarmona S.A. (Impsa). En su página web aseguran que son asesores especializados en "event-driven strategies", es decir la estrategia de tratar de beneficiarse de hechos extraordinarios que ocurren en el mercado y que provocan ineficiencias en los precios de las compañías. 

Estas estrategias apuntan a empresas en proceso de reestructuración, en liquidación, quiebra o suspensión de pagos o bien en cualquier otra situación fuera de lo común. Básicamente, comprar activos deprimidos y después venderlos a mejor precio.

Haciendo historia

En noviembre de 2015 el gobernador Alfredo Cornejo viajó a Estados Unidos en busca de inversiones, y Greylock fue una de las tres empresas inversoras con las que se reunió

Los encuentros entre los Carballo, los norteamericanos y funcionarios del Gobierno nacional ya se hicieron y solo queda esperar para efectivizar el acuerdo. 

La preocupación, sobre todo de los trabajadores del sindicato de la industria de la alimentación es que se garantice la continuidad de los empleados y se les pague lo adeudado. En ese contexto, temen que la empresa se desguace.

Cornejo en su viaje por EEUU

"Eso no va a ocurrir, no va a haber desguace. Lo que necesita la empresa es alguien que los encuadre financieramente", dijo al Post una fuente del Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía  de Mendoza.

-¿Cómo se explican los problemas que afronta ALCO?

-Hay que remontarse al año 2008. La empresa había armado todo para exportacion, a partir del cepo cambiario y las demás cuestiones se les empieza a complicar el mercado de exportacion. Entonces se descalzan financieramente.  En 2013 incluso tienen perjuicio con una helada. 

-¿Cómo hicieron hasta ahora para zafar?

-Les cuesta mucho. Desde entonces vienen arrastrando el tema, han tenido que prevender la producción, a veces a pérdida, para mantener la bicicleta financiera.

-¿Es buena o mala noticia el ingreso de Greylock?

-Es una buena noticia... uno de los convenios que se estaba hablando fue el acuerdo que estaba llevando Greylock con el banco que era el poseedor de la deuda.

-Se habla de desguace...

-El BID justamente no quería que fuese un desguace sino que se la saque adelante. Para que la empresa pueda despegar y continuar.

-¿Cómo definir con pocas palabras lo que le pasa a ALCO?

-El problema que tiene la empresa es de falta de "espalda financiera".

Frente a lo antedicho, ¿cómo sigue la cuestión? Por lo que pudo saber este diario, a través de fuentes de la propia firma, entre el miércoles y el viernes de la semana que viene gente de Greylock va a estar llegando de EEUU a terminar la negociación. 

-¿Quién es el que viene a concluir la operación?

-Es uno de los titulares del fondo, no podemos decir quién.

-¿Hay riesgo de desguace de la empresa?

-No, no se corre riesgo por desguace.

-¿Cómo va a "ayudar" Greylock puntualmente?

-Lo que van a hacer es un préstamo sindicado garantizado por las acciones de la empresa.

Los trabajadores de ALCO, temen

Contexto

Grupo Canale, que produce anualmente más de 100 millones de kilos de alimentos y tiene 1.800 empleados, ha tenido varios salvatajes. 

Consiguió el año pasado un aporte de la Nación de 150 millones de pesos para volver a funcionar luego de haber parado su producción y suspendido a miles de empleados de las plantas mendocinas ubicadas en Tunuyán, Tupungato y Real del Padre, San Rafael. A eso se le suma la asistencia a través del programa Fondear para mantener operativas sus seis plantas, y un crédito de $35 millones del grupo Baggio como anticipo para la compra de insumos.

Grupo Canale cuenta con 10 fincas propias, en las que produce su materia prima que luego es industrializada en sus siete plantas, ubicadas en Mendoza, Catamarca, Salta, Río Negro y Buenos Aires.