El desafortunado gesto de Di María antes de la "catástrofe" - Mendoza Post
Por: Mendoza PostJueves 9 Mar 2017

La gesta del Barcelona no sólo quedará registrada como una de las reacciones más impresionantes que ha tenido la historia del fútbol, sino también como la noche en la que un equipo (el París Saint-Germain) desperdició una chance única donde tenía todo a su favor.

Ángel Di María, una de las figuras del equipo francés, tuvo una noche para el olvido. Comenzó el encuentro en el banco de suplentes y luego ingresó en el complemento.

Cuando Cavani convirtió el 3-1 (sentenciaba la historia al menos que Barcelona metiera 3 goles más) el Fideo arrancó su noche desafortunada. Primero silenciando a los hinchas del conjunto catalán un par de ocasiones llevándose su dedo índice a la boca.

Para colmo luego tuvo la chance de liquidar la historia pero desperdició un mano a mano tras un cierre milagroso de Javier Mascherano.

Tras el partido, el ex volante de River aceptó que le cometió penal.