Según Aranguren, por inoperancia el país depende de energía importada - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMiércoles 8 Mar 2017

 El ministro de Energía, Juan José Aranguren, afirmó hoy que por “nuestra propia inoperancia” la Argentina depende de “energía importada”, compras al exterior que representan el 10 por ciento del total en jornadas de calor como las de la semana pasada, y el 30 por ciento en el caso del gas durante los meses de invierno. 

El ministro, además, instó a desarrollar las energías renovables: “Nuestro país tiene una alta dependencia de los combustibles fósiles, es una buena oportunidad para estar diversificando la matriz. Las energías renovables son parte de una política de Estado del presidente Mauricio Macri”, aseguró.

Al disertar en un foro organizado por la revista británica The Economist, en el hotel Alvear de esta Capital, el funcionario lamentó que “un país como el nuestro, con recursos en calidad y en cantidad, por nuestra propia inoperancia de muchos años está dependiendo de energía importada”.

La idea del Gobierno es revertir la situación. 

 “La idea es revertir esa situación, atraer al capital privado externo e interno para que nos acompañe en este proceso”, expresó, y puntualizó al respecto que “el año pasado en el sector energético se concretaron inversiones por 6500 millones de dólares. Vamos a llegar a 2018 con un 9% de energía eléctrica consumida de fuentes renovables”.

Consultado sobre el porcentaje que cubre la importación de energía, Aranguren dijo que “en invierno, cuando no podemos cubrir la demanda de gas natural, que llega a 150 millones de metros cúbicos por día y se empiezan a producir cortes en la industria, importamos el 30 por ciento por día”.

“En el verano, en estos últimos días de calor, recurrimos a Uruguay, a Paraguay, a Brasil, (la importación) es del orden del 10 por ciento. Lo peor es que no lo tenemos, sino que hemos sido incapaces de desarrollarlo”, se quejó el ministro.

Al criticar la política para el sector del kirchnerismo, Aranguren recordó que un día antes de asumir el cargo en diciembre de 2015, la cartera luego a su cargo recibió “una carta de YPF-Bolivia diciendo que se debía una suma de 372 millones de dólares desde junio”. 

Criticó las políticas del gobierno anterior.