Las doce frases centrales del escrito que presentó Cristina - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMartes 7 Mar 2017

La ex presidenta Cristina Kirchner fue citada a declarar en los tribunales de Comodoro Py ante el juez federal Claudio Bonadio, quien la convocó a indagatoria por la causa Los Sauces.

Cristina estuvo en tribunales durante minutos solamente, ya que presentó un escrito y se abstuvo de responder preguntas.

En el escrito, que fue difundido por medios de comunicación de todo el país, hizo hincapié en que es víctima de persecución policial y mediática, disparó contra Bonadio, y lamentó que sus hijos se vieran involucrados.

Cristina "entró y salió" de Comodoro Py. 

Estas son los extractos más destacados del escrito:

"Tal como lo he manifestado en reiteradas ocasiones resulto objeto de una persecución judicial y mediática que no registra antecedentes en nuestro país, al menos en los períodos democráticos, y que en mi caso particular se extiende a mis hijos Máximo y Florencia Kirchner, en especial, a esta última".

"Pese a que el panorama descripto resulta en verdad escandaloso, lo afronto como una ciudadana más. Por eso, después de concluir el mandato que como Presidenta de la Nación me confiriera el pueblo argentino en dos oportunidades, no busqué en ningún momento ocupar cargo alguno que me diera fueros o inmunidades para ser investigada".

"Como cualquier persona tengo derecho a ser juzgada por un juez imparcial, circunstancia que ni remotamente reúne el magistrado a cargo de esta causa, como es de público y notorio. Sólo las presiones que desde el Poder Ejecutivo se ejercen sobre los jueces, no sólo a través del Consejo de la Magistratura -controlado por el Gobierno-, sino mediante las increíbles e inéditas declaraciones públicas del Presidente de la Nación reclamando la renuncia o exigiendo la destitución de jueces que no fallan de acuerdo a lo que quiere el Gobierno, han permitido que V.S. continúe al frente de esta causa y como titular de este Juzgado".

La ex presidenta presentó un escrito y se abstuvo de responder preguntas.

"Por si todo esto fuera poco y referido al caso puntual que nos ocupa, un juez de este fuero, el Dr. Julián Ercolini, ya determinó, luego de una exhaustiva investigación, que no constituye delito alguno un hecho idéntico -no parecido, reitero, un hecho idéntico- al que se investiga en el presente expediente".

"Los contratos de alquiler celebrados con Lázaro Báez, a los que se agregan los de Cristóbal López, pretenden ser calificados como un supuesto de lavado de dinero. Tal imputación resulta ridícula y contradictoria con todos los elementos de prueba ya incorporados a la causa. Se trata de contratos reales y genuinos, sobre inmuebles cuya existencia fue constatada a través de reiterados allanamientos, con inquilinos reales de carne y hueso, y en los que todos los movimientos económicos se realizan por el circuito bancario".

"Además, tanto quienes pagan estos contratos como quienes reciben el dinero abonan los impuestos correspondientes y los incluyen en sus respectivas declaraciones juradas ante los organismos de control, los cuales corroboran la licitud del origen y el movimiento de los fondos. Incluso, en mi caso particular y por mí carácter de funcionaria pública nacional desde diciembre de 1995 y hasta diciembre de 2015 (veinte años), todo este movimiento tiene el doble control que se ve reflejado a través del cumplimiento de la presentación de todas mis declaraciones juradas patrimoniales ante la Oficina Anticorrupción".

"Como cualquier persona tengo derecho a ser juzgada por un juez imparcial", dijo Cristina.

"Al avasallamiento de derechos y garantías individuales que consagra la Constitución Nacional, se le suma algo tampoco nunca visto durante el período democrático: la persecución de los hijos de los ex Presidentes Néstor y Cristina Kirchner".

"Para que se entienda: según Bonadío una niña de doce años era parte de una asociación ilícita dedicada a cometer complejos delitos financieros. La secuencia del disparate, incluso se extiende hasta la fecha de constitución de la sociedad "Los Sauces" e ignora la única razón por la cual Florencia Kirchner termina relacionándose con la misma: el triste acontecimiento de la muerte de su padre y la natural aplicación del derecho sucesorio, que es de orden público".

"La situación de Máximo Kirchner, si bien diferente por su edad cronológica, guarda un grado de arbitrariedad y desmesura similar".

Máximo y Florencia también presentaron escritos. 

"En otras palabras, el desarrollo de inversiones inmo-biliarias, en particular, compraventa y alquiler de inmuebles, por parte de la familia Kirchner se remonta a varias décadas atrás; mucho tiempo antes de que el Dr. Néstor Carlos Kirchner y la suscripta asumiéramos funciones públicas, ya sean éstas municipales, provinciales o nacionales".

"De manera coherente con aquellos antecedentes, en el año 2006 se constituyó Los Sauces S.A. Se trata de una típica sociedad familiar y en sus orígenes el Dr. Néstor Carlos Kirchner poseía el 45% del capital accionario, la suscripta otro 45% y nuestro hijo Máximo el 10% restante (por aquel entonces, Florencia Kirchner tenía sólo 16 años). En la actualidad, mis hijos Máximo y Florencia son titulares en partes iguales de todo el capital social (50% cada uno), por estricta aplicación de normas de orden público del derecho sucesorio".

"Todos los contratos de alquiler son genuinos y absolutamente lícitos. Se trata de inmuebles que existen, inquilinos que existen y pagos que se corresponden con los importes facturados, los cuales se realizan en el 100% de los casos mediante instrumentos bancarios. No existe en la causa, aunque pretendan ocultarlo, un solo pago que se efectuara por estos contratos que hubiese ingresado sin su correspondiente factura".