Cuánto comprábamos antes y cuánto ahora con un billete de $100 - Mendoza Post
Miércoles 25 Feb 2015Miércoles, 25/02/15 atrás
porFederico Brusotti
Periodista

"Al nuevo billete de $50 que presentó el Gobierno le faltó un cero". La frase llena de ironía de un economista sirve para ilustrar otro problema de la economía argentina: la cada vez más evidente pérdida del poder de compra de los billetes de mayor denominación que circulan en el territorio nacional.

Según un informe de Ecolatina, los $100 de hoy tienen el mismo poder de compra de los $10 de fines de los '90

Esto representa que, a raíz de la inflación, los billetes de $100 "quedaron muy chicos". Y si bien hay varios proyectos para crear billetes de $ 200 y $ 500 que faciliten las transacciones económicas, éstos nunca prosperaron. 

La explicación: el Gobierno se niega a aprobarlo porque esto significa nada menos que reconocer la inflación que, a través del Indec, intentó esconder durante años.

Para explicar el problema que representa la pérdida del poder de compra del billete de $100, en el día a día, en el Post hicimos algo simple: tomamos como referencia los precios oficiales de 2004 y de 2015 de algunos productos de la canasta básica y los comparamos.

Por ejemplo, hace nueve años con $100 pesos se podía comprar más de 55 kilos de pan francés y 666 tortitas. Hoy el mismo billete sólo alcanza para adquirir 5 kilos de pan y 66 tortitas.

Las cifras son las oficiales que aparecen tanto en la página de la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE) del gobierno provincial como en el listado de los Precios Cuidados que lanzó la Nación.

Pero hay más. Si en el 2004 comprábamos 73 sachets de leche con $100, ahora nos alcanza para llevarnos 10.

Estos son los precios comparados de 2004 y 2015

Entonces, si en 2004 podíamos comprar casi 20 kilos de carne molida con un billete morado, hoy no llegamos a 3 kilos. O antes adquiríamos 42 paquetes de manteca y ahora 7.

El problema del billete de $100

"Realizar transacciones cotidianas con billetes de bajo poder de compra dificulta las operaciones y genera costos innecesarios a los ciudadanos", afirmó el estudio de Ecolatina, de fines del año pasado. "En este marco se hace imperioso crear billetes de mayor denominación", agregó el informe.

Ecolatina consideró que "las razones reales por las cuales no se crea un billete de mayor denominación consecuente con las necesidades de la población radican en la negativa del Ejecutivo a reconocer la verdadera inflación".

Un ejemplo de la falta de denominación mas grande está en los cajeros automáticos que hasta hace unos años expendían billetes de 10, 20 y 50 pesos. Ahora los bancos prefieren cargar las celdas solo con billetes de $100.

Laza: "Los cajeros automáticos no dan abasto"

En la misma línea, el economista mendocino Sebastián Laza indicó al Post que "por supuesto que hacen falta billetes más altos, de $200 y de $500, por lo menos".  

"La inflación acumulada durante la gestión kirchnerista ronda el 300%, y sin embargo seguimos con mismas denominaciones de billetes que en época de Convertibilidad, cuando no había casi inflación", añadió Laza, quien no espera que el actual gobierno "de el brazo a torcer, porque sería reconocer la enorme inflación acumulada".

A su vez, Daniel Garro comentó que "la fuerte inflación ha devaluado el billete de mayor denominación que tiene Argentina hoy, que es el billete de $ 100, el cual equivale a u$s 7,7. Esta cuenta aclara el asunto".

Garro: "Es muy necesario un billete de mayor denominación"

Para el economista de Value Based Management, "al aumentar tanto la presión tributaria y que encima ahora es descontada a cuenta de futuros pagos de tus cuentas bancarias directamente, lo cual es inconstitucional, la gente ha vuelto a usar el efectivo. Y es un gran problema tener que llevar muchos billetes para pagar cosas".