Aunque Pescarmona acordó con acreedores pierde el control de su compañía - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMiércoles 1 Mar 2017

A comienzos de esta semana, hubo una asamblea de tenedores de bonos por parte de Impsa, la compañía de la familia Pescarmona.

Entre los acreedores se cuentan la Corporación Andina de Fomento (CAF) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), hasta bancos privados y empresas.

Allí se obtuvo la aprobación de su oferta de reestructuración de deuda (APE, Acuerdo Preventivo Extrajudicial), con más del 80% de sus acreedores.

Se trata de la centenaria firma mendocina que, según recuerda hoy diario El Cronista es “proveedora global de equipos para energías renovables y había entrado en default en 2014 por una deuda de casi u$s 1400 millones, producto en gran medida de contratos impagos por proyectos energéticos en Venezuela y Brasil”.

Impsa es una de las empresas más importantes de la Argentina

Lo cierto es que a fines del año pasado Impsa presentó formalmente su propuesta de reestructuración, que incluía, entre otros puntos, la venta del 65% del capital de la firma, con lo que su titular, Enrique Pescarmona, perderá el control de la compañía que había fundado su abuelo en 1907.

Según explicó a El Cronista Sebastián Maril, analista de la consultora Research for Traders, "se trata de un acuerdo muy importante, ya que Impsa es la segunda empresa argentina con mayor deuda nominada en dólares, y si bien no cotiza en la bolsa local, en el mercado de bonos de Wall Street se la sigue de cerca porque lideró el lanzamiento de bonos de energías renovables en la región".