CFK avanza en su guerra contra los espías - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMartes 24 Feb 2015Martes, 24/02/15 atrás

De manera imprevista, el secretario de Inteligencia, Oscar Parrilli, denunció a Antonio "Jaime" Stiuso por contrabando y evasión tributaria en los años 2013 y 2014. Según informó el mismo funcionario, en conferencia de prensa, las autoridades de la SI detectaron que en los últimos dos años se registraron 67 operaciones irregulares de comercio exterior por un total de 94.000 kilos.

Por ahora, los funcionarios no lograron determinar qué había en esas importaciones, que llegaron de lugares tan disímiles como los Estados Unidos, Japón, Gran Bretaña, Brasil o Corea del Sur, entre otros.

Empleados de la Secretaría de Inteligencia (SI) le confirmaron a la nueva conducción que buena parte de los documentos sobre esas operaciones había sido destruida. Gracias a que la Aduana tenía guardadas copias de parte de los papeles, pudieron determinar el rubro de alguno de los objetos. Entre ellos encontraron material oftalmológico, elementos médicos y artículos de electrónica como la popular consola de videojuegos PlayStation.

Parrilli denunció a Stiuso por contrabando

"Son cosas que venían en nombre de la SI. Encontramos por ejemplo que importó equipamiento médico. Y que nosotros sepamos, no hay mucho equipamiento técnico en la Secretaría", ejemplificó Parrilli en Casa de Gobierno. Estuvo acompañado por el subscretario de Inteligencia Juan Martín Mena.

La denuncia por el delito de contrabando, que prevé penas de 4 a 10 años de prisión, recayó en el juzgado Penal Económico Nº3 a cargo del juez Rafael Caputo.

La denuncia de Parrilli se enmarca en la guerra de espías que empezó en diciembre pasado, luego de que Cristina Kirchner descabezara la Secretaría de Inteligencia y expulsara a Stiuso, uno de los más poderosos agentes de esa dependencia.

El fantasma de Stiuso aún circunda la ex SIDE

En el mismo sentido, la Unidad de Información Financiera (UIF) aportó ayer pruebas contra el exdirector general de Operaciones —Stiuso—, en una causa en su contra por presunto enriquecimiento ilícito.

La presentación de la UIF fue hecha ante la Procuraduría contra la Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), y dicho organismo, a cargo de Carlos Gonella, la judicializó.

La Procelac llevó la denuncia ante la Justicia, concretamente, al fiscal Ramiro Gonzalez, quien viene analizando una denuncia contra Stiuso por presunto enriquecimiento ilícito, entre otros delitos.

Cristina subió su apuesta contra los espías

La denuncia contra Stiuso, involucrado ahora en la causa por la muerte del fiscal Alberto Nisman, fue realizada por el legislador porteño Gustavo Vera (bloque Bien Común), quien acusó al exespía de ser integrante de varias empresas y sociedades, así como mantener negocios vinculados a la prostitución.

La causa quedó asignada al juez federal Sebastián Casanello y el fiscal federal González investiga los presuntos delitos de enriquecimiento ilícito, tráfico de influencias, lavado de dinero e incompatibilidad de los deberes de funcionario público.

El gobierno sospecha que Stiuso se encuentra detrás de la muerte de Nisman y por ello ha decidido apuntar todos sus cañones contra su persona, aún cuando en el pasado utilizó sus servicios para “carpetear” a opositores, jueces y periodistas.

En los próximos días, el kirchnerismo pondrá la lupa sobre sus personas de confianza, a quienes involucrará en delitos de narcotráfico.