Quincho: Paro docente con rosca, y delfines "del Alfredo" - Mendoza Post
Por: Mendoza PostDomingo 26 Feb 2017

Siempre que se arrimaba la fecha de la Vendimia, el gordo volvía a los asados tal cual los preparaban en las fincas cuando la carne no era un asunto de ricos, sino de trabajadores. Una verdadera fiesta sin preocupaciones mayores que la de conseguir los mejores cortes. Hoy, hasta osobuco y falda revoleaban a la parrilla. A pesar de la “mishiadura” circundante, Julián estaba de buen humor. La cercanía de tiempos políticos le activaba la sangre, aunque con altibajos.

- A los muchachos de Cambiemos se les ocurre que el candidato es “la gestión”, y eso siempre tiene contraindicaciones. Sobre todo, por la acumulación de errores. Sólo “la gestión” nunca es un buen candidato- le dijo el dueño de casa al Ruso, su amigo de los negocios, que repasaba la listita de “gestiones” de este año. -Vamos viento en popa- le respondió, mirando sus papeles y sin dar importancia alguna a lo que el gordo le decía.

El gordo sonrió y se concentró en preparar los enseres para el asado. Solía ser ordenado de un modo exasperante. Las herramientas dispuestas una al lado de la otra. Sus cuchillos, uno para cada cosa, las pinzas para los “chori”, la botellita de salmuera recién preparada, y aparte, el “chimi” de ajo y perejil frescos, aceite, vinagre, y abundante ají molido, sal, pimienta y orégano. Un par de repasadores limpios y una rejilla, las verduras cortadas y limpias para las ensaladas, y la infaltable copa de Malbec para acompañar la faena. La carne aguardaba a temperatura ambiente, sobre una tabla. Esta vez, en lugar de costillas, Julián había decidido preparar un vacío entero, y algunos cortes de cerdo: bondiola con mostaza, curry y miel, matambre, y pechito. Para hidratar la velada, Doña Paula Estate. Nada de agua, esa cosa delicada que inventaron ahora en los eventos, donde te dan más Villavicencio que en una maratón. (¿Se guardarán el vino?) pensó Julián mientras acomodaba las brasas.

El asado iba en marcha. En el cuadro que adorna la pared norte del quincho, la que da a Las Heras, todo festejaban los 67 de Néstor. Hasta Raúl Querido y el Alcalde, dos de los que mejor habían entendido al peronismo, se habían puesto un bonete. Eva, el General, el Comandante Presidente y el Chueco cantaban el feliz cumpleaños a voz en cuello. Unos querubines trajeron la torta de nubes en un enorme carro de Vendimia, y de sus entrañas algodonosas salió Marilyn Monroe para cantarle como a Kennedy, Mr President. 

  - Happy Brithday… to you…  

En el Paraíso, es importante guardar las formas.

Ni bien empezó Julián a servir las primeras piezas del asado, la charla se armó alrededor del paro docente de la primera semana de clases. Omar, el radical-radical que habla con todos, incluso con los del otro lado, estaba furioso, pero no pensaba abrir la boca hasta que lo hiciera el gordo.

- Los quiero ver ahora… los compañeros trabajadores de la educación, organizados, los van a poner en vereda… 17 % de aumento salarial… Justo… contra una inflación que vaya uno a saber si será menor al 25 %, y además, no compensa el poder adquisitivo del año pasado. ¡Al paro, qué mierda! Y qué bien los mantuvo firmes a los delegados el Mateluno ese…- dijo Julián, revoleando un atizador que usaba para acomodar las brasas. El Omar masticó lentamente un pedacito de matambre, con parsimonia, lo bajó con un trago de Malbec y se dispuso a la respuesta.

- “Mateluno” como vos le decís, hizo lo que saben hacer muy bien en el SUTE, que es manejar las asambleas y los delegados, para conseguir un resultado que los maestros no quieren: ir al paro…

- Estás loco… ¿quién te saca las cuentas? ¿Dalmiro Garay? 17 de los 18 departamentos del plenario apoyaron rechazar la propuesta del gobierno…- insistió el gordo. No se la iba a hacer fácil.

- Ya sé… lo que pasa es otra cosa, y con un contexto. Lo primero… en el SUTE hay grandes divisiones, y muchos de los que están enfrentados a Mateluna…

- Mateluno

- Bueno, como quieras… te decía que los enojados con la cúpula del SUTE filtraban al gobierno información de las escuelas, donde las cosas venían a favor de la propuesta salarial y en contra del paro. Entonces empezaron a “planchar” las asambleas, a no hacerlas, a dejar que la actividad discurriese normal en las escuelas, para poder manejar el plenario. Y pasaron de la votación “real” a las asambleas de siempre y a manejar la cosa. Igual, quiero explicarles algo. A Mateluna…

- ¡Mateluno! –

- Bueno, dale… A Mateluno lo que le importa es irse a la conducción nacional con el inclasificable “maestro” Baradel, que rompió la paritaria bonaerense antes de empezarla, casi. Entonces, le chupa un huevo si acá pierden el “aporte solidario” del gobierno, si el aumento sale por decreto como el año pasado… ¿entendés?

- ¿Qué aporte? ¿Les dan guita? – preguntó Ludovico, alarmado.

Paritaria, trabada.

- Es normal. Cuando los aumentos salen en paritarias, el gobierno hace al gremio un aporte “solidario”, que es una retención del 2,5 % del aumento de los que no están afiliados al sindicato, pero igual reciben los incrementos salariales resueltos en paritarias…- dijo el gordo.

- Exacto. El año pasado el SUTE perdió más de ocho millones de pesos al negarse al arreglo, y sufrió. Y este año, si no acuerdan y sale el decreto de aumento, van a perder más de diez palos… pero es un sindicato rico… imaginate la que cobraban cuando las paritarias eran una fiesta de guita- calculó el Omar, mientras montaba un trozo de vacío en pan francés y lo condimentaba con el chimichurri del gordo.

- ¿Cuánto pierde, más o menos, un maestro promedio si hace paro lunes y martes? – preguntó el Ruso.

- Y… unos 1500 mangos, por lo menos…- le contestó el gordo, que conocía bien las cuentas oficiales.

- Por eso el año pasado, cuando vieron los descuentos, los paros empezaron a fracasar. Los últimos tenían menos acatamiento que un día de ausentismo normal por lluvia, gripe, o lo que fuere… Además, no les pueden aumentar ni un mango -especuló el Omar- porque a ATE Salud le acordaron subirles el sueldo hasta la mejor paritaria. Es decir, si les dan a los maestros más del 17 %, hay que aumentarles más a los de Salud, y no hay un peso. Esto será una guerra de dos días… y te aviso que el viernes 3 de marzo, les enchufan el decreto de aumento…- dijo el radical del grupete.

Los amigos brindaron por la buena educación y por los padres y alumnos rehenes de la paritaria,  con otra vuelta de Doña Paula Estate. Y la mesa cambió de tema.

La política

Julián sabía que -con el regreso de Cornejo- la política se iba a dinamizar un poco. Estaba todo sinceramente muy planchado, en parte por el estilo concéntrico del propio “gober”.

- ¿Y? ¿Cuándo arrancan con las decisiones? ¿Qué van a hacer con las elecciones, desdoblan o no, a quién largan a caminar como candidato…? ¿Qué van a hacer con la reforma constitucional, les alcanza el tiempo para todo? - chicaneó el gordo, mientras cortaba unas gruesas rodajas del vacío “a punto”, como les gustaba a casi todos sus amigos. Todos miraron al Omar, que en esta mesa tenía la obligación de sacar la cara por el equipo del gobierno.

- Bueno… a ver… La reforma constitucional va a salir, amplia, razonada y consensuada, y al menor lío que haya con la reelección, el Alfredo se baja y listo. Te aseguro que le importa tres carajos estar cuatro años de más… No sé en qué tiempos, pero va a salir una reforma que sea útil a la provincia. Respecto de las elecciones, estamos mirando… Aunque parezca raro, lo que va a pasar después, subordina a lo que termina “antes”. Es decir, si el Alfredo tiene chances de reforma con reelección, una que lo incluya, es improbable que el candidato a diputado nacional sea un “elegible” para gobernador en 2019 -por ejemplo un intendente- y que Cornejo fomente la competencia contra él mismo, llegado el caso. Es decir, el primer lugar de la lista sería para un “delfín” del Alfredo, y el que gana posiciones, aunque el Congreso no le entusiasma ni medio es Dalmiro Garay. Sobre todo, porque tiene reemplazo en el gabinete, llegado el caso, y de hecho parece que en el ministerio de Gobierno hay una pulseada entre los que le ponen “banca” a Marcelo D’Agostino, y los que prefieren a Ulpiano Suárez, para sucederle.

- ¿Se están probando el traje de diputados, ministros, cuando falta un montón?

- No exactamente, pero por lo menos lo están llevando a la tintorería. El otro asunto importante, es si las elecciones van a ser desdobladas o no. Hay un riesgo fuerte en votar las elecciones nacionales y las provinciales juntas en octubre…- describió el Omar con cautela.

- ¿La imagen de Macri? ¿Es contrapeso? – quiso saber Ludovico, el ex ganso del grupo.

Asadito de Cambiemos, semanas atrás.

- Y… El gobierno provincial mandó a medir. En las zonas suburbanas y departamentos más alejados del Gran Mendoza, en imagen personal y de gestión Cornejo le saca unos 20 puntos a Macri. La ventaja se reduce en los centros urbanos. Eso quiere decir que, si el Alfredo desdobla las elecciones legislativas provinciales de las nacionales, va a sacar muchos más puntos. Si decide ir junto con el “paquete” nacional, corre riesgos, por la polarización. Además, lento pero parejito, Macri viene perdiendo imagen. Los gobernadores tienen encuestas de lo que costó el “chiste” del Correo. No sólo lo paga Macri, con 9 o 10 puntos menos en las encuestas. A María Eugenia Vidal, le costó unos cinco puntos de imagen. La gente quiere que gobiernen bien y que sean transparentes, y entre los “errores” y el “Willy” que se mandaron con el Correo, no parecen a la altura de las expectativas generadas. Igual, por ahora y a pesar del esfuerzo de los medios K con Cristóbal a la cabeza, Cristina no ha logrado capitalizar los enojos. No crece…- explicó el radical del grupete.

- Están locos… es una lotería… desdoblar las elecciones pensando que al presidente le va a ir mal, es una lección que el peronismo mendocino aprendió con sangre, comiéndonos diez derrotas consecutivas en pocos meses. Si Cristina no crece, o va presa, o la “carpetean”, Macri y Vidal van a aguantar la parada. Imaginate que tienen horas y horas de grabaciones de Cristina, para entretenerse… - replicó el dueño de casa, sirviendo la ensalada de berro, queso, y huevo, una de sus preferidas.

- Es verdad…-

- ¿Y además, qué pasa si no hay reelección? - preguntó el gordo de nuevo, intenso con el tema, mientras repartía las bondiolas de cerdo al curry, un verdadero manjar.

- Habrá que ver. Los cobistas están diciendo que Julio puede ser candidato a gobernador en 2019, como modo de reivindicación, porque en el gobierno de Cornejo se sienten más afuera que adentro. Rody Suárez está pensando más en repetir en Capital, donde está bien, que en arriesgar una elección provincial. Por eso hay una suerte de “consenso” en que los sucesores pueden ser Tadeo García Zalazar, el intendente de Godoy Cruz, o Martín Kerchner, el ministro de Hacienda, salvo que la situación económica sea muy propicia y que los intendentes con poder territorial del radicalismo jueguen su carta…- dijo el Omar, y bajó la parrafada con un trago de Malbec, antes de seguir…

¿Se animará en 2019?

- Tadeo primero va a ver si le va bien en Godoy Cruz. De hecho, este último fin de semana estuvo midiendo gestión. Se va a largar si no hay reelección, y si tiene el apoyo de media docena de intendentes, por lo menos…- explicó.

- Es raro que en un partido como la UCR que tiene intendentes poderosos, estén pensando en un ministro para la gobernación 2019… Eso sólo puede ser si el Alfredo puede imponer un “delfín”, pero algo es seguro, Martín va tener que “bajar el copete” en el trato político… en el partido dicen que el sainete de los cuatro sueldos le vino bien como para reflexionar… pero, es un potencial candidato…- replicó el gordo.

- Bueno… no hay que olvidarse de Omar De Marchi…- mano a mano hoy es mejor candidato que muchos radicales,  pero la verdad es que falta un montón… dijo el Omar, y contó que en mayo, porque no hay más tiempo para especular, el Alfredo iba a decidir si las elecciones son desdobladas o no. Mientras tanto, lo envió a Dalmiro Garay a negociar con Adrián Pérez el financiamiento para las elecciones desdobladas y voto electrónico. Están en eso… Una semana parece que no desdoblan, y otra, que sí… creo que va a depender un poco de la evolución de la situación general…- dijo el Omar, sin tomar demasiados compromisos.

La cena fue llegando a su fin. Del asado quedaba poco y nada, y tres botellas de Doña Paula habían sido elegantemente trasegadas. Después del café y los postres, los amigos partieron calle abajo.

- Gordo… ¿Lo ves a Cobos, candidato a gobernador?

- Ni en pedo. Mirá… Julio nunca se sintió peor en una función pública, como cuando le tocó gobernar. Y te cuento algo… tuvo la oportunidad de repetir, antes de definir las candidaturas de 2015.

- ¿En serio?

- Sí… hubo una reunión muy espesa en su casa, en Dalvian, en pleno verano, con mallitas y todo. Ese día el Alfredo le dijo delante del Mario Abed y del “Pato” Pinto que, si quería, podían ir a una PASO y enfrentarse por la gobernación, y Julio no quiso. La dejó pasar. Sí sucede que sus amigos se la pasan diciendo que “vuelve”, y él no los desalienta. Es parte del juego. Sí te garantizo que si el candidato es Kerchner en 2019, los cobistas lo van a enfrentar con lo que tengan. Martín no tiene territorio.

- Puede ser… Che… qué papelón el Jury a Sidoti… ¿no?

- Shhhhhhhh… no lo digas en voz alta. A ver si lo declaran nulo. Algunos muy observadores se dieron cuenta que, en el quilombo y las discusiones del jueves, cuando estaban sesionando, al final no hubo acusación formal.

- Qué bárbaro… Pero por lo menos, sancionaron a alguien… No había pasado nunca… ¿no?

- Es verdad, por lo menos en la Justicia.

- ¿Qué van a hacer con la Ruta 7? La gente se sigue matando.

- No sé. Es cierto que necesita de todo, pero nadie le afloja al acelerador, ni en las curvas… Es un descalabro el desborde que tiene la ruta, y encima ahora aludes y lluvias y todo eso…

- Qué papelón… Defensa Civil desmintiendo que hubiesen hecho un comunicado de “alerta”, Irrigación agitando… lo que pasó con el escenario de Capital…

- Es cierto… Hubo intendentes que armaron y desarmaron operativos de contingencia en 24 horas, por culpa de las comunicaciones contradictorias. En medio del quilombo, algunos se quedaron con la versión de alerta que daba Irrigación, y acertaron, porque llegaron a tiempo con ayuda, a quitar árboles caídos… ayudar gente… qué se yo… lo que pasa siempre cuando llueve a baldazos… Pero todo el mundo quedó desorientado. Vamos a ver… ahora, en esta guita que fueron a negociar al BID, metieron la segunda traza de la Ruta 7 para hacer manos amplias en las curvas de Guido y en la Soberanía, donde se concentran la mayor parte de los accidentes.

- Gordo… me preocupa la Economía… acá nadie va a invertir en serio mientras no haya estabilidad económica… ¿Qué va a pasar?

- ¿Me viste cara de adivino? Lo único que te digo es que esta gente confía en “La gestión”, que se aprestan a denunciar un pacto “del helicóptero” para que Macri no termine su mandato, que el conurbano bonaerense es un polvorín, y que Cambiemos la tiene muy difícil contra Cristina en Buenos Aires.

- ¿Vuelve?

- Capaz… pero primero… tiene que ir un rato a la celda…

- ¡Jajajajajaaaaaaaa! ¡Un gorila peronista!

Y así, entre risas, chanzas y chirigotas, los amigos se despidieron hasta la semana de la Vendimia, esos días en que estamos contentos, celebramos el vino, la vida, la tierra, y las reinas.

Y después, nos seguimos boicoteando.