Aerolíneas tradicionales versus "low cost" - Mendoza Post
Por: Mendoza PostSábado 25 Feb 2017

Los precios de los pasajes de avión están por las nubes. Suena a chiste, pero no lo es: realmente los valores son casi prohibitivos para quien no tenga un ingreso de relevancia.

En ese contexto, la Argentina fue “invadida” por aerolíneas low cost, empresas de bajo precio que ofrecen tarifas más económica a cambio de eliminar muchos de los servicios que reciben los pasajeros de aerolíneas tradicionales, o que cobran estos servicios de forma adicional.

Las firmas que quieren ser parte del mercado para competir con los grandes “monstruos” —Aerolíneas Argentinas, Austral y Latam Argentina— son American Jet, Alas del Sur, Andes, Avian y Flybondi. A las mencionadas se suma Sky Airlines, que ya opera desde hace algunas semanas en Mendoza.

Andes, la low cost que está por "aterrizar" en Mendoza

Y allí surgen los interrogantes: ¿Cómo hacen para que sus pasajes sean más económicos? ¿Son tan económicos? ¿Qué harán las grandes empresas frente a la eventual amenaza que representan estas firmas?

A simple vista, la diferencia es real y tangible. Por caso, el Post comparó cuánto saldría un pasaje de Mendoza a Chile a través de LATAM y a través de Sky, ambos el día 1º de marzo próximos. Es decir, la semana que viene.

En el primer caso, el costo asciende a casi $5.700 —con impuestos llega a la friolera de $7.048—; en el segundo, el de la low cost, ese monto se reduce a 58 dólares, unos $900.

Otra vez: ¿Cómo hace Sky para poder ofrecer una tarifa tan baja?

Quien lo explica con claridad es José Salinas Neiras, gerente de Seguridad Operacional de la firma: “Las claves son la anticipación de ventas, viajes cortos que no excedan las 4 horas, ventas exclusivamente por tramo y adicionales por servicio a bordo”.

A ello debe sumarse la ausencia de conexión con otras aerolíneas y el impulso de vuelos regionales desde un punto a otro sin hacer escalas a efectos de no encarecer el vuelo con el alquiler del aeropuerto.

Es un modelo similar al de las otras low cost ya mencionadas, que a primera vista parece complicar a las grandes empresas. ¿Cómo harán para no perder clientes frente a los precios como los de Sky?

Sky, la empresa que ya pisa fuerte en Mendoza

Lucila Maldonado, Gerente de Asuntos Corporativos de LATAM Argentina, explicó al Post cuál será la estrategia que utilizará la empresa para competir con las firmas de bajo costo.

Se trata de una serie de puntos que son parte de lo que la empresa refiere como “Nuevo modelo de viaje”.

A través de esta modalidad, “el pasajero elige cómo quiere volar pagando por los servicios adicionales que requiera y seleccionando la tarifa que más se ajuste a su necesidad”.

De esta manera, las tarifas podrían ser hasta un 20% más baratas en vuelos domésticos: “Con más y mejores opciones de comida a bordo, viajar sólo con equipaje de mano sin costo o agregar más equipaje en bodega, son parte de la nueva propuesta que ofrecerán LATAM y sus filiales para que el cliente elija y construya su propia experiencia de viaje”.

Latam apuesta a la innovación para competir

Según el nuevo modelo, “el grupo estima que aumentará en 50% la cantidad de pasajeros transportados hacia el 2020, logrando que el avión se consolide como un medio de transporte masivo en la región e impulsando el crecimiento económico de los mercados donde la compañía opera”.

No es todo: LATAM trabaja en la mejora de sus principales herramientas digitales, “diseñando una experiencia digital fluida y amigable para el pasajero. El proceso de compra, Check-in, embarque y post-venta será más simple y expedito, y se podrá realizar a través de cualquier dispositivo móvil”.

A esta altura hay que mencionar que los cambios no serán inmediatos, sino progresisvos, a partir de los próximos meses.

Como sea, ¿alcanza con estas medidas para competir con las low cost? Por ahora es imposible saberlo. Habrá que seguir de cerca la evolución del mercado en el mediano plazo para poder tener una meridiana precisión.

Las protestas contra las low cost se hicieron fuertes en Buenos Aires

Por ahora, la única certeza es que los vuelos de las aerolíneas que han llegado al país son más económicos que los que ofrecen las grandes empresas. Algo es algo.