Luego del 4G... qué podremos hacer con la tecnología 5G - Mendoza Post
Por: Mendoza PostJueves 23 Feb 2017

¿Una velocidad de transmisión de datos 1.000 veces mayor que la de la red LTE? Esto es lo que nos espera con el futuro estándar de la tecnología 5G de telefonía móvil.

Esta quinta generación será la base tecnológica de los desarrollos del Internet de las Cosas, con vehículos automatizados, casas conectadas a las ciudades inteligentes... la tecnología 5G está llena de potencial.

Según explica la revista Muy Interesante, la tecnología 5G promete ser hasta 100 veces más rápida que los sistemas inalámbricos actuales.

En Argentina, aún no funciona del todo el 4G... ¿Qué esperar del 5G entonces?

A pesar de que los dispositivos actuales no tienen la suficiente capacidad para soportarla, cabe destacar que esta tecnología no empezará a llegar hasta 2018, con Japón, Corea del Sur y América del Norte siendo probablemente los primeros en adoptar esta tecnología 5G.

Hay que decirlo: las redes 4G actuales no son lo suficientemente robustas como para controlar los productos y servicios del mañana: necesitarán tecnología 5G.

Además de aumentar la velocidad, las redes 5G ofrecerán menor latencia, mayor fiabilidad, mejor conectividad desde más lugares; también una mayor capacidad, permitiendo que más usuarios y más dispositivos estén conectados al mismo tiempo. La infraestructura resultante hará que el IoT (internet of things -interne de las cosas-) sea escalable, con más de 20.800 millones de "cosas" -incluyendo edificios, automóviles, máquinas y electrodomésticos- que se espera que estén conectadas a la red para el momento en que 5G se estrene globalmente en 2020, frente a los 4.900 millones de 2015.

Podremos descargar una película en 3 segundos con el 5G

Concretamente…. con la red 5G podremos descargar una película en nuestro smartphone en menos de tres segundos; nuestro coche será capaz de detectar y navegar automáticamente salvando los obstáculos del camino; los médicos podrá realizar procedimientos quirúrgicos complejos utilizando robots de forma remota; las ciudades serán capaces de recopilar información en tiempo real omnipresente sobre el tráfico, el tiempo y la delincuencia.