El plan de los curas del Próvolo para cazar a sus víctimas - Mendoza Post
Por: Mendoza PostLunes 20 Feb 2017

La Fiscalía de Trata de Personas y Pedofilia de La Plata investiga si en el Instituto Próvolo de esa ciudad se aplicó en los años 80 y 90 un "plan de selección de víctimas de abuso sexual", en el que estuvieron involucrados los sacerdotes hoy detenidos en Mendoza por abusar de sordomudos internados en la sede de esa provincia.

Utilizaban alumnos mayores para manosearlos y ver quiénes eran más vulnerables a los abusos.

Así lo informó a la Agencia Télam una fuente cercana a la investigación a cargo del titular de esa fiscalía especializada, Fernando Cartasegna.

"Se está evaluando la posibilidad de que en el Instituto Próvolo de La Plata se haya aplicado un plan de captación de víctimas para su abuso sexual, con estrategias distintas según la edad", precisó el investigador.

Nicola Corradi fue encarcelado por abusar de chicos en Mendoza.

Según esa línea de investigación, la estrategia implicaba la aplicación de un "juego de roles" por parte de los victimarios, algunos de los cuales actuaban como "buenos" o "malos" según conviniera para "quebrar la voluntad del alumno".

"A los más chiquitos los captaban en el baño y utilizaban algunos alumnos mayores para introducirlos entre los medianos para que los manosearan y así saber quiénes podían ser más vulnerables al abuso. En cambio, aquellos que eran resistentes sufrían terribles malos tratos de extrema violencia", detalló la fuente.

Además, según surge de los testimonios recabados por la Fiscalía, "cada cura del Próvolo tenía un sector de chicos asignado" para cometer sus abusos y malos tratos, apuntó.

Cada cura tenía asignado un sector de chicos para cometer las atrocidades.

En ese sentido, un ex alumno del instituto platense declaró hoy por la mañana ante Cartasegna que "no hubo un día en que no sufriera violencia por oponerse a los abusos".

"El hombre, hoy de 38 años, pasó cinco años pupilo en el Próvolo, desde los 7 a los 12, y no pasó un día en el que no recibiera golpizas de parte de los sacerdotes", precisó la fuente.

Los chicos que se negaban a los abusos eran agredidos físicamente.

La víctima "sabía de los abusos sexuales que se cometían allí, pero él no fue abusado, sino que sufrió malos tratos", agregó,

Según su declaración, la víctima recibió "malos tratos y violencia de parte de los sacerdotes detenidos en Mendoza, Nicolás Corradi y Horacio Corbacho, así como de otros sacerdotes de la institución", puntualizó.