Traficaba marihuana en Mendoza y cobraba un subsidio de la Anses - Mendoza Post
Por: Mendoza PostLunes 20 Feb 2017

En la pequeña ciudad correntina de Itatí, Luis Saucedo, "el Gordo", señalado como uno de los líderes de una banda que traficaba marihuana paraguaya en siete provincias argentinas, una de ellas Mendoza, tenía bajo su poder una flota de 23 autos de alta gama y tres propiedades.

Esos bienes, según los investigadores, no pudieron haber adquirido con un sueldo de empleado en la municipalidad local y con el cobro del subsidio de la Asignación Universal por Hijo (AUH) que le depositaban en una caja de ahorro del banco de Corrientes.

Según revela hoy diario La Nación, la fiscalía federal a cargo de Flavio Ferrini y Carlos Schaeffer, y la Procuraduría contra el Narcotráfico (Procunar), encabezada por Diego Iglesias, pidieron el "embargo preventivo con fines de decomiso" de 23 vehículos adjudicados a Saucedo -que hoy está prófugo, con pedido de captura internacional- y a Mariela Terán, hija del intendente de Itatí, y su pareja Ricardo Piris, que fueron detenidos la semana pasada. Piris también percibía la AUH.

Una Toyota Hilux cuya propiedad es atribuida a Saucedo

“En el listado de vehículos secuestrados durante los allanamientos que realizó la Gendarmería figuran dos Mercedes Benz (modelos Sprinter y Compressor), un BMW 116I, tres Ford Ranger y cinco Toyota Hilux, entre otros. Se sospecha que gran parte del parque automotor era utilizado por esta banda para trasladar la marihuana a Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Tucumán, Mendoza, Santiago del Estero y Chaco. Figuran, además, recurrentes viajes de Saucedo y Piris a Paraguay, donde -según surge de las escuchas que figuran en la causa- se reunirían allí con los proveedores de ese país, que es el principal productor de cannabis de América del Sur”, de acuerdo al mismo matutino.

Debe mencionarse que en una ciudad de 7900 habitantes como Itatí, situada a 70 kilómetros de la capital correntina, es difícil que no se destaque alguien que tiene 23 autos, muchos de ellos importados y de gran valor. Cuando los investigadores de la Gendarmería fueron a realizar tareas de campo a Itatí los sorprendió semejante parque automotor en un pueblo donde no hay un desarrollo económico importante.