Caso Candela: denuncian que buscan encubrir a los verdaderos autores del crimen - Mendoza Post
Por: Mendoza PostDomingo 19 Feb 2017

El abogado Marcelo Mazzeo denunció hoy que el juicio oral que se lleva a cabo por el caso de Candela Rodríguez, asesinada en 2011 tras permanecer nueve días desaparecida, "es un paso más para encubrir" a los narcotraficantes e integrantes de la Policía bonaerense que "fueron los autores intelectuales y materiales" del crimen.

El letrado, quien ejerció la defensa de una imputada que finalmente no fue enviada a juicio, Gladys Cabrera, insistió con que el homicidio de la niña de 11 años fue producto de "un ajuste de cuentas entre bandas".

"Este juicio es un paso más para lograr la impunidad, para encubrir a toda esta banda de narcotraficantes en connivencia con la Policía de la Provincia de Buenos Aires, que fueron los autores materiales e intelectuales de la muerte de Candela", enfatizó Mazzeo en diálogo con radio Splendid.

El caso Candela va camino a la impunidad

Y, amplió: "Esto va a quedar completamente impune porque no hay decisión de los organismos de investigar a fondo".

Hugo Bermúdez, de 56 años; Leonardo Jara, de 37; y Fabián Gómez, de 45; comenzaron a ser juzgados el 6 de febrero último por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 de Morón por el delito de "privación ilegal de la libertad seguida de muerte, agravada por abuso sexual" de Candela.

El debate comenzó en los tribunales ubicados en la intersección de Almirante Brown y Colón, y se estima que el juicio se extenderá por seis meses, ya que está prevista la concurrencia de unos 300 testigos.

Candela Rodríguez fue vista con vida por última vez el 22 de agosto de 2011 en la localidad bonaerense de Villa Tesei -donde residía-, cuando esperaba a unas amigas para ir a la reunión del grupo de scouts al que pertenecía. La niña estuvo secuestrada en dos lugares distintos y, nueve días después, fue encontrada asesinada por asfixia dentro de una bolsa, a 30 cuadras de su casa y a pocos metros de la colectora del Acceso Oeste.

Carola Labrador, madre de Candela

Durante la instrucción del expediente, el fiscal le atribuyó a Jara haber realizado una llamada intimidatoria que una tía recibió el 28 de agosto, tres días antes del hallazgo del cadáver. "Ahora sí que no la vas a encontrar nunca a tu hija. íJamás la van a encontrar! Te lo aseguro yo, hasta que esa conchuda no devuelva la guita, no la va a ver nunca más... Que le pregunten al marido dónde dejó la guita", decía el mensaje. Respecto de Bermúdez, está acusado de haber facilitado el ingreso de la niña a la segunda casa donde estuvo cautiva antes de ser asesinada, ubicada en Cellini al 4000, de Villa Tesei.

En el caso de Gómez, se le achaca haber hecho "tareas de inteligencia" en la puerta del otro inmueble en el que estuvo retenida, en la calle Kiernan también de Villa Tesei, además de alternar distintos roles con Jara y Bermúdez.